El asunto Malvinas y el plan de las arañas

No justifico la actitud ni el accionar de los habitantes de las islas, pero comprendo sus motivos.

Nadie en sus cabales quisiera depender de los perokirchneristas para vivir sus vidas, o incluso esto lo extendería al hecho de tener que depender de casi todos los argentinos, no somos confiables ni recomendables, nuestra historia así lo muestra.

Pero eso no cambia el hecho de que las sentimos argentinas a las islas, a pesar de que las destruiríamos como hicimos con la argentina continental.

Los hombres justos y el plan de las arañas I al XV, publiqué este preludio de, ¨El asunto Malvinas y el plan de las arañas¨, una historia de ambos personajes, en mi blog.

Los dos hombres estaban cómodamente sentados en sendos sillones, delante de una Bow Window construida en algarrobo con vidrios repartidos, que daba a un jardín, esto transcurría después de haber cenado.   

Conversaban pausadamente mientras disfrutaban de una copa de Brandi español acompañada con las clásicas florentinas italianas, pero con un toque de ralladura de cáscaras de naranjas amargas con que se las hacía preparar el dueño de casa.

¿Y sobre que era de lo que conversaban?

Sobre algo muy propio de ellos, pero casi inexistente para el resto, conversaban sobre el plan de las arañas y su filosofía.

Estaban de acuerdo en que eran cazadoras muy eficientes utilizando sus pocos recursos.

No corrían tras sus presas, lo que hacían era atraerlas hacia ellas y  capturarlas sin luchar.

Tejían su red que de alguna manera sabían como hacerla, con tiempo y destreza, una obra de ingeniera maestra.

No era que los dos bribones estuvieran interesados en el estudio de la Entomología aplicada, sino en la metodología empleada por las arañas para lograr sus fines.

¿En que estaban interesados y el por qué de ese interés?, y lo más importante, ¿para lograr qué?

Ninguno de los dos buscaban acumular grandes riquezas, les alcanzaba con tener un buen pasar y a su manera disfrutar la vida.

No corrían detrás de nada, sino más bien que se dejaban alcanzar por lo que ellos sentían que valía la pena.

Tenían muy claro que en el asunto Malvinas los métodos empleados por los distintos gobiernos argentinos no funcionaron ni funcionarían y que el plan debía ser cambiado si queríamos lograr   

alcanzar el objetivo.  

A los isleños podríamos acusarlos de obcecados pero no de locos, si seguimos haciendo lo mismo, los locos seríamos nosotros si esperamos resultados diferentes.

Lector 1: No hay otra forma, debemos seguir insistiendo por nuestros derechos.

Lector 2: Y ganarles por cansancio.

El autor: Capullos, siempre hay una manera mejor de engañar a otros.

La forma es muy fácil de enunciar, aunque muy difícil de aplicar por los argentinos, debiéramos aplicar lo que funciona bien en tantos países, pero nos negamos sistemáticamente.

Es una buena definición de lo que es ser argentino.

Lo que debemos lograr es que ellos pidan por favor ser admitidos como parte de Argentina y nosotros hacernos lo difíciles.

Argentina debiera transformarse en un país, confiable, creíble y por ende rico y progresista, con un futuro brillante, ya se lo que estarán pensando, que el loco soy yo.

Sin embargo ese sería el plan de las arañas, que debiera aplicar Argentina.

¨rubenardosain.wordpress.com¨

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s