Los límites del capitalismo III

 

Esto se me había quedado en el tintero. Yo siempre cumplo mi palabra cuando la cumplo.

 

Aquí vamos:

 

Según mi tío Eulogio, los humanos son los animales más parecidos al Hombre.

 

¿A que viene esto?

 

A que los primates humanos crecen en cantidades muy superiores a como crece la cantidad de Hombres. Aquí Hombres, engloba también a las Mujeres. Y esa diferencia de crecimientos, es potencialmente una catástrofe.

 

Vamos hablar de una industria, que comenzó siendo artesanal hace milenios y nunca decayó, pero si evolucionó.

 

Hasta diría que pasaba desapercibida, ni siquiera es fácil encontrarla en los libros de historia.

 

Tanto que ahora se mimetizó más aun, como si tuviera vergüenza de mostrarse como lo poderosa que es.

 

Lector 1: Es otro invento suyo, no existe tal industria misteriosa.

 

Lector 2: Nos está queriendo vender un buzón. Estábamos hablando del fin del capitalismo.

 

Lector 3: Andémonos con cuidado, se viene más enroscado que de costumbre.

 

El autor: Sin embargo existe y es un elefante escondido detrás de muchos otros elefantes.

 

A muchas empresas se las ubica en el ramo tecnológico, ¿pero solo crean y producen tecnología?

 

¿Pero a quien se las vende en forma mayoritaria y que hacen los usuarios con ella?

 

Juegan, se entretienen, a veces las usan para algo útil, pero no muy seguido.

 

Hablo de los fabricantes de celulares y tablets, notebooks ; Básicamente son gadgets para entretener y no dejar pensar.

 

Aunque pudieran hacerlo si quisieran y pudieran.

 

Las redes sociales, Netflixt, la tele, la compu, Internet en general, los eventos masivos, deportivos o musicales, lo que hacen mayoritariamente es entretener como pasatiempismo, no aportan casi nada más, solo disgustos muchas veces.

Image103LL_v2_1

Hipnotizan a una población planetaria con cada vez más tiempo libre y más recursos.

 

¿Cómo manejar y manipular a estas hordas crecientes, sino?

 

Hagamos un pequeño parate aquí y miremos otra cuestión.

 

En el año 1800, la población estimada era de unos 1.000 millones de personas, unos 6.000 millones al comienzo del siglo XX y en el 2016 ya éramos 7.400 millones.

 

Hoy día crecemos alrededor de unos 80.000.000 por año y unas 220.000 personas por día.

 

Y si aplicás el cálculo de tasa de interés compuesta, aplicando solo un 1,2% de suba anual (interés) se te van a caer las medias de ver lo que resulta al cabo de algunos años.

victor-gonzalez-redes-academicas-4-728

Si como algunos delirantes pretenden, intentáramos la ¨colonización¨ de ese infierno llamado planeta Marte, para controlar el explosivo crecimiento de la población, y quisiéramos llevarlo solo a la mitad ; Necesitaríamos enviar 2.200 naves con 100 personas a bordo cada una, cada día.  

 

Y Marte al cabo de 2 años tendría unos 160 millones de habitantes y sin recursos para mantenerlos, tampoco aire o agua.   

 

Aparte ellos entrarían en nuestra espiral de crecimiento poblacional. En 10 años ya serían como 1.600 millones y estarían a las putiadas buscando donde ir. Pero no hay donde ir.

 

Dejemos todas esas payasadas y hablemos en serio sobre la que se viene.

 

Entre el 15 o el 20 % de la población planetaria, son los Hombres, la especie dominante, los demás, son primates humanos parecidos, pero no iguales.

 

A estos últimos, está sobre todo, dirigido el entretenimiento para mantenerlos ocupados.

 

Cuando lleguemos a fondo a esas instancias, la idea del viejo Capitalismo terminará.

 

La sociedad quedará armada y relacionada de otra manera. La democracia republicana popular y abarcativa, solo será un cuentito para párvulos.

 

Las luchas por el poder seguirán como siempre, porque dependen de otras cuestiones que veremos a más adelante.

 

El planeta le pertenecerá en los hechos a ese prospero y poderoso 20 %.

 

Dueños de un planeta, no está mal, sobre todo sabiendo que no habrá otro.

 

Lector 1: ¿Y los 80 % restantes, que será de ellos?

 

Lector 2: Las perspectivas son muy sombrías como las presenta.

 

El autor: No crean, al 80%, comerá algo y los tendrán medio dopados, entretenidos y ocupados en luchar entre ellos, y si pescan alguno que no esté conectado a las redes, lo ejecutarán.

 

Ni se darán cuenta de su nueva realidad. Estarán un escalón más abajo que las tradicionales mascotas.

 

El motivo es muy simple, las mascotas son leales y confiables para el 20 % dominante. Los humanos no lo son.

 

Les sugiero tratar de no pertenecer a ese 80 % en cuestión. 

 

Si quieren invertir ya saben donde tienen que hacerlo.

 

Fíjense que empresas o corporaciones se ocupan de alimentar con juegos y espectáculos masivos a esas jaurías y ahí pongan sus machacantes.

 

También en corporaciones fabricantes de armas, vigilancia y control de disturbios ; Esos van a levantar los machacantes con palas.

 

Pero volvamos a los porqués.

 

Desde hace unos 300 años el mundo, de la mano de la física y las matemáticas, cuyos reinos son frecuentados por los ingenieros, dio un salto de calidad en su evolución.

industria-770x470

 

La humanidad alcanzó niveles de desarrollo y progreso jamás vistas, Ya que como consecuencia de la acción de esos reinos, que posibilitaron el Capitalismo como sistema socio económico dominante, que resultó imbatible, pese a las continuas zancadillas de los delirantes marxistas.

marx .png

La abundancia creció y creció, abarcando a más y más personas.

 

Eso comenzó a mostrar una división o grieta en la especie, no sospechada, por lo menos en su intensidad.

crisis 16

Una parte continuó buscando su superación y desarrollo, la otra se fue dejando estar, conformándose solo con comer, entretenerse, procrear y algún nivel de confort.  

 

Fueron perdiendo la carrera de la evolución. Fueron quedando más y más rezagados, y nada hace pensar que eso cambiará.

 

Hasta ahora solo hablamos de dos de los tres reinos creados por la inteligencia humana, falta el tercero, el más importante y el más dominante ; El reino de la Metafísica.  

6C2

Que es común a las dos partes en que se fue escindiendo en la especie humana.

 

La parte de los sentidos, la insatisfacción permanente, las pasiones, los deseos, las ambiciones, la envidia, los celos, la maldad, el orgullo, la arrogancia, la deshonestidad, la mentira, la traición, la religiosidad, y más.

 

En fin todo lo dañino que nos define como especie.

 

Esto no es nuevo, pero nunca esa Metafísica humana tuvo tantas probabilidades de producir daño masivo como en la era tecnológica.

 

El Capitalismo ya casi no es más necesario para lograr las cosas que bullen en nuestra mente. La división o grieta ya está, y es inamovible. No considerándola desde el punto de vista individual, sino de conjunto.

 

Ganadores y perdedores habrá siempre, y los habrá en ambos lados de la grieta. Los muros, invisibles en parte, que separan a ambos grupos, se mantendrán insalvables.

 

La violencia será creciente entre pocos pero bien pertrechados y muchos, pero mal pertrechados.

 

También hay y habrá violencias internas dentro de cada grupo. Ninguno se la llevará de arriba.

 

Y la alternativa del Sr. Diablo, es el daño extra que producen y producirán las luchas religiosas.

 

Lector 1: ¿Y los dioses buenos, que harán?

 

Lector 2: estoy empezando a dudar.

 

El autor: ¿Dioses buenos?, muchachos no me hagan reír.    

 

Si miramos con cuidado, veremos que no es de un futuro lejano de lo que hablo, ya estamos en el.

 

Si a pesar de todo, no importa en que grupo estamos, la estamos pasando bien de acuerdo a cada uno y sus apetencias, nada cambiará demasiado.

 

A seguir disfrutando.

 

Eso si, si escuchan Allah es grande, corran, corran y corran, no miren atrás, no se si se convertirán en sal, pero seguro que serán boleta.

¨rubenardosain.wordpress.com¨

 

 

 

 

 

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Los límites del capitalismo III

  1. Estimado Rubén, te cuento que yo pensé algo parecido en cuanto a comentar un artículo de la Nación titulado:
    La máquina de hacer guita

    No dudo que estas recomendaciones están bien intencionadas…, pero la cosa no es así.
    Si todos nos dedicamos a hacer App´s para poder ganar un mango, TODOS deberíamos estar comprándolas…, o sea el perro que se muerde la cola.
    Tal vez sea demasiado pesimista, pero lo que va a pasar es lo siguiente:
    La humanidad va a acentuar la actual división de 3 clases y se llamarán:
    La miserable (hoy pobres), sostenida básicamente por el estado.
    Los profesionales, o sea los técnicos e ingenieros que mantendrán el sistema funcionando.
    Y los mega-súper-recontra-millonarios viviendo en las nubes.

    Y la democracia se convertirá en un lindo cuentito para niños!!!

    Te mando un abrazo!!!

    • Hola Dante
      No entendí con que no estás de acuerdo.

      Con eso de las app´s no se que quisiste decir. Yo no recomendé hacer esas App´s, ; Nunca hice ninguna, ni se lo que son.

      Lo que leí he interpreté de tu comentario no es muy distinto de lo que yo publiqué.

      Esta vez me desorientaste.

      Un abrazo
      Rubén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s