Mis profecías para el 2016

Como algunos saben, uno de mis antepasados en forma indirecta, fue un tal Michel de Nostradamus, más conocido en el barrio como, el delirante. Pitoniso, vidente, astrólogo, lector de manos, y otras cosas similares. En realidad su nombre era Michel de Notre-Dame, pero se lo latinizaron de prepo. Eso si, minga de laburo, el trabajo…