Sobre los estropicios y desventuras de Cristina K

Al fiscal que torpedeo la nave insignia del kirchnerismo, parece que de repente le dio por suicidarse. El Chavo diría que le dio la chiripioca. Recuerdo que cuando fui reclutado por el MI6, en la década de 1940 (ver, ¨La Espía que me amó¨, en esta misma colección), dentro de lo primero que me enseñaron,…