Cuando comienza una guerra deja de haber información, solo hay propaganda

Estas sabias enseñanzas de mi abuelo Rubén Remo, me indican que no sabemos realmente lo que pasa en Ucrania.

Solo podemos conjeturar, Ucrania dispone de más de un millón de soldados armados por la OTAN gratuitamente y los rusos de solo unos 150.000 a 200.000 soldados.

Con tan poca disponibilidad conquistó un 20% del territorio de Ucrania y no parece que vaya a soltarlo, entendamos que nunca fue territorio ucraniano, siempre fue ruso, los habitantes de esas zonas son rusos.

Si alguien cree que los ucranianos son confiables, recuerden que Ucrania fue uno de los tres países que fundaron la Unión Soviética, que Kruschev, su primer ministro, era ucraniano y recibió la península de Crimen como un regalo condicionando a seguir perteneciendo a la URSS.

Expresado de otra manera, seguir perteneciendo a Rusia.

Como sabemos, o debiéramos saber, las inflaciones descontroladas significan una guerra por otros medios, en Argentina sabemos bien eso, es un rió revuelto donde ya sabemos quienes ganan.

Es un error bastante habitual igualar el Caos con aquello que solemos llamar estado natural, claro que el Caos subyace bajo la creciente Entropía temporal del universo natural, pero también llena todos los intersticios de la más desafiante de las construcciones anti entrópicas: La sociedad humana ordenada.

Forzar más y más la presión social para lograr eso, es como escupir para arriba.

El Orden Existente intenta forzar a quien considera su principal enemigo a que acepte lo inaceptable, en este caso, que acepte que en sus fronteras haya bases nucleares enemigas.

Para forzar la idea de Caos, el Orden dominante piensa que basta enfrentar al enemigo con lo inaceptable y este elegirá cualquier mal menor que el orden establecido desee hacer inevitable.

Por ejemplo podría ser que acepte subordinarse mansamente al Orden dominante.

Sin embargo, en ciertas oportunidades es sensato introducir un factor fortuito en contra de un Orden Establecido para forzar el Azar.

El problema reside en que el Azar, gran promotor del Caos, por definición no puede ser planeado.

Y nada mejor que la emoción humana como factor fortuito, podríamos decir que servir los intereses del propio sistema endocrino es servir al Caos.

Notemos que cada vez más aparecen en los medios de Occidente notas y análisis que  describen a Putin como tomando acciones guiadas por sus emociones y operando sobre las emociones del pueblo ruso.

Vistazo Online
Vladimir Putin: Las peligrosas decisiones emocionales de un líder septuagenario – Vistazo

Tenemos un final abierto.

Veremos.

¨rubenardosain.wordpress.com¨  

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s