Aquí me pongo a contar al compás de mi pluma virtual

Lector 1: ¿Ha decidido confesar?

Lector 2: Esperemos no caer en la volteada…

El autor: Capullos, aquí me pongo a contar al compás de mi escritura, que al hombre que lo desvela una duda extraordinaria como un hombre solitario, con el escribir se consuela.
Pido a los dioses del cielo que ayuden mi pensamiento; Les pido en este momento que voy a contar mi historia, me refresquen la memoria y aclaren mi entendimiento.
Yo he visto muchos contadores con famas bien obtenidas y que después de adquiridas no las quieren sustentar parece que sin largar se cansaron en partidas.

Lector 1: Algo de eso tengo oído.

Lector 2: y no de de él precisamente.

El autor: Capullos, dejen atrás sus dudas y presten atenció, es que tengo el puño lleno de verdades, bueno, serían medias verdades, ¿me creen si les digo que tal vez sean verdades?

Es que ya no parece haber forma de saber que cosa es verdad y que cosa es solo un relato.

Hay días que me hubiera gustado ser mono y no un cerdo humano, al menos el mono hace cada día lo que puede hacer, los humanos hacemos lo que queremos que no es lo mismo que hacer lo que debiéramos.

¿Apostarían por que los humanos hacemos todos los días lo que debiéramos hacer?, o cada tanto al menos.

Sepan que yo tengo estas dudas porque soy un simplón argentino, entiéndanme, un argentino es alguien que si sale de su país no lo vuelven a dejar entrar, aparte de que le cobran impuestos por dejarlo salir.

CITO de Infobae: ¨Quedaron varados a 20 cuadras de la Argentina con sus hijas¨: “Ya no tenemos comida ni agua

Lorena y José están estacionados en Uruguayana, a metros de Corrientes, esperando la autorización para ingresar. Salieron en 2019, y ya no tienen dinero para solventar el viaje. “Nos esperan con trabajo, no pedimos nada, solo cruzar… esto es una pesadilla”

Esto le sucede a muchos miles de argentinos, a los que nadie les dijo que les prohibirían regresar, aunque están todos vacunados.

Otra historieta argentina: La ministra de Salud, Carla Vizzotti defendió el decreto que habilita la compra de vacunas de Pfizer: “Acá nadie abdicó posiciones”.

Es que hace como un año atrás, cuando rechazaron en el Congreso el acuerdo con Pfizer, cantaron la marcha peronista, todo eso por orden de la pécora signora, vice presidenta en funciones de presidenta, ya que el que había elegido ella, Pierre Nodoyuna, para esa función, está ausente sin aviso.

Y cuando está presente declara barbaridades, sino que lo digan brasileños y mejicanos, declaró que los brasileños descendían de los monos, los mejicanos de los indios y los argentinos de los barcos.

No es algo que los argentinos no lo pensemos a veces, pero no se debe decir semejante barbaridad, menos aun el que en los papeles oficia de presidente.  

Tiene razón la ministra, no abdicaron de sus dichos, solo se bajaron los calzones.

Se intentan defender contra las críticas por medio de sus mentirosos relatos, es que dejaron un tendal, hasta la fecha, de cerca de 100.000 muertos por falta de vacunas. 

Los individuos somos esclavos de nuestras palabras y los pueblos son esclavos de sus silencios, eso lo saben hasta los abogados, pero dan muchas ganas de putearlos.

¿Qué significa hacer lo que se debe hacer? Y por qué a veces quiero haber sido mono.

Veamos un ejemplo de lo que hacemos los humanos en la realidad, los científicos de la salud sabían desde  hace rato que los Corona virus eran un gran peligro y alertaban a los gobernantes y otras organizaciones sobre la cuestión. 

¿Que hicieron los gobernantes, las organizaciones y buena parte de la humanidad?, se dedicaron a promover y  festejar la necesidad de colonizar al planeta Marte y gastan enormes fortunas en investigar lo que pasa en la Galaxia de Mongo a sofocientos millones de años luz.

Aunque tengan éxito, y lo dudo mucho, podrían irse el 0,01% de la población mundial, el otro 99,99% de los terrícolas seguiremos clavados aquí, además ahora encerrados y asolados por los virus, animalitos de Dios.      

Eso lo digo para los que creen que hay un dios que los cuida.

No somos una especie respetable.

rubenardosain.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s