Claustrofóbico, así como leés

Nunca antes me sentí así y si lo era no me daba cuenta.

Pensándolo bien es probable que gran parte de la humanidad lo sea a estas alturas.

Lector 1: ¿De donde sacó esa estupidez?

Lector 2: Tal vez se le sumó una nueva tara, como si tuviera pocas…

El autor: Capullos, permítanme explicarles, puede que uds también lo sean.

Veamos que dice la Rubénpedia, la mejor enciclopedia en Internet, ¨Temor obsesivo ante recintos cerrados o espacios limitados¨.

Prestemos atención a esto último, ¨espacios limitados¨

Desde que apareció este magnifico ejemplar del virus Corona, me refiero al Covid19 y sus esperables variantes, también conocido como el pequeño azote de Dios, pequeño solo por su tamaño, porque hay azotes grandes como el climático o azotes en los que Dios le pasó la tarea a su lacayo, Francisco, por su afinidad con el kirchnerismo.

Lector: Pero este es solo un azote para la Argentina.

Lector: No tiene alcance mundial.

El autor: Capullos, no crean, estafaron a la todos los países, empresas o individuos que hicieron tratos, contratos, recibieron promesas, compraron bonos, nunca cumplieron ningún contrato tanto con organismos internacionales, o empresas privadas, ni pagan ninguna deuda, hasta dejaron sin carne a los judíos para sus asados, porque se les ocurrió de un día para otro.

Lo que considera Argentina no le importa a nadie, solo quieren que paguen alguna vez.

Aquí faltan los default de las provincias argentinas decenas y decenas

Además son acérrimos defensores de los derechos humanos que practican en China, Venezuela, Cuba y Nicaragua

Podría seguir pero creo que se entiende que clase azotes son los kirchneristas, no le hacen asco a nada.

Pero volvamos a ese animalito de Dios, el virus, por ellos nos quitaron libertades, nos encerraron en las casas, nos impidieron circular libremente, no dejaron trabajar a nadie, no podíamos viajar, tenemos que usar bozal, cambiaron todo en este mundo.

El encierro y la no socialización fue la consecuencia.

Las personas están medio locas, tienen todos los espacios limitados, justamente por eso es la Claustrofobia.     

Súmenle que los físicos nos mostraron el miserable puntito azul que es el planeta Tierra en medio del Espacio, nuestro pequeño hogar, nos tiene encerrados y sin poder salir a visitar otros planetas del Sol, ni viajar a las estrellas con sus planetas, ni visitar otras galaxias.

Es como estar hambriento y mirar un suculento banquete a través de una ventana cerrada con barrotes infranqueables.

La crueldad mayor es que gastan fortunas en desarrollos, que no son otra cosa que vanas e incumplibles promesas de gitanos, aunque saben que las leyes de la Naturaleza son inquebrantables, nadie vendrá y nosotros no iremos a ningún lado, aquí estamos y aquí nos quedamos.

Eso no quita que mandarán al matadero a muchos loquitos a tratar de sobrevivir en Marte o donde se les ocurra, el 99,9% de la población mundial no irá a ningún lado.

En vez de desarrollar las ciencias médicas masivas que abarquen a todos, cada día nos enteramos de nuevas enfermedades y de funcionamiento del cuerpo humano del que no teníamos ni noticias.

Lector 1: Me siento encerrado, ¡¡Socorro!!

Lector 2: Me deprimí, ¡¡por favor rescátenme no quiero seguir encerrado!!

Lector 3: La única salida parece ser la muerte, ¡¡mamá ayudame!!.

El autor, Capullos, no se lo tomen así, la vida es hermosa, si tienen jardín, al menos pueden salir a tomar Sol.

Piensen en las plantas, no se pueden mover aunque haya un incendio.

¨rubenardosain.wordpress.com¨

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s