Yo te doy, vos me das

O si lo prefieren, vos me das, yo te doy.

No confundir con el Toma y Daca, que en el fondo solo es una técnica de marketing, comercial o religiosa.

La verdad que esto está por sobre todas las verdades.

Que además explica por qué debe existir el Estado.

O lo que es casi lo mismo, la Anarquía es una Utopía.

Lector 1: ¿De donde sacó está mezcolanza?

Lector 2: ¿Qué tendrá que ver el Estado con eso?

Lector 3: ¿Y por qué la Anarquía es una Utopía?

El autor: Capullos, la ansiedad mata más que la paciencia.

En las novelas de la gata Christie hay que esperar a terminar la novela para saber quien es el asesino.

No me apuren si quieren lograr algo espectacular de mí.

Lector 1: No lo lograría aunque fuera un eterno.

Lector 2: Una vez que plagió, no llegó ni apenas a mediocre.

El autor: Capullos, pasa que no tengo idea de cómo lo voy a desarrollar, las cosas se me van ocurriendo mientras voy escribiendo, por eso primero debo poner el título.

Voy a releer lo que puse antes y ya no me interrumpan.

Todas las relaciones humanas, sentimentales, económicas o de Poder, están basadas en esa premisa.

Es una relación simbiótica bien definida, si no se cumple, se acaba la armonía y comienzan o se agudizan los conflictos.

Y justamente lo que nos sobra como especie son los conflictos. O sea que no se cumple mucho.

El yo te doy vos me das, no es cínica, es lógica y muy razonable.

Es la vida misma que lo fuerza, por eso la vida es conflicto.

Hasta pienso que es inmoral dar algo por nada, de ahí debe derivar el dicho, ¨si la limosna es grande hasta el santo desconfía¨

Aquí entra el Estado, estas cosas deben estar reguladas e impuestas, porque si bien durante una etapa de las relaciones parece que todo funciona, la cosa tiende a desequilibrase con el tiempo.

Indefectiblemente una de las partes se vuelve más débil, por distintos motivos y la otra más fuerte también por distintos motivos.

O simplemente pierden interés, sobre todo si no saca nada, incluyo la parte espiritual o sentimental.

La parte fraternal de las relaciones humanas es solo una declaración pour la gallerie.

La imaginaron durante la revolución francesa, aunque nadie se atrevió a adjudicársela para que no lo tomen para el pitorreo.

Somos volubles y la metafísica de nuestro cerebro, es el diablo que nos habla al oído, pero desde dentro.

El autor: Capullos, se los dije, voy bien, jamás lo había pensado, vaya uno a saber lo que se me ocurrirá después.

El Estado suele ser un asco, caro, meterete y controlador, pero la alternativa sería la Anarquía y la Anarquía, no puede regular ni imponer, porque nadie es la Anarquía, justamente por eso se llama Anarquía.

 El resultado a larga o más bien a la corta sería el megombo final.

Ya es de público conocimiento el hecho que los productores de espectáculos y las aspirantes a estrellitas se manejaban con esta premisa.

El tipo les decía, yo te doy protagonismo en la película ¿y vos que me das?

Ella le contestaba, algo se me está ocurriendo.

Ya sabemos lo que se les ocurría.

El mundo se llenaba de nuevas estrellitas de nuevas películas. Hasta que un día alguna ex estrellita, ya pasado sus años de entusiasmo por el éxito, boconeó.  

Parece que ya los productores no preguntaban que les darían, sino que lo tomaban directamente.

Brutos de la montaña y abusadores sin medida.

A las estrellitas, su dormida conciencia y su más dormida dignidad les explotó y el Estado tuvo que intervenir.

Algunos fueron en gayola y muchos más no.

Nadie vaya a pensar que eso cambió, no se como lo harán ahora pero seguro que lo hacen.

Este es un ejemplo burdo, pero abarca a todo el mundo, no importa su condición social o su nivel educativo, se enteraron y buscaron los detalles más promiscuos y escandalosos.

Si hubiera puesto un ejemplo sobre negocios o Poder, quedaría mucho más restringida su llegada.

Lector 1: ¿Así que sin saberlo mi vida gira alrededor de eso?

Lector: Suena muy de miserables, pero me hizo entrar en dudas.

Lector 3: Será por eso que la idea de Anarquía nunca prosperó y se dedican a tirar bombas por la impotencia.

El autor: Capullos, así es, son parte de las leyes fundamentales de la vida, que aunque no las conozcan las llevan, gravadas a fuego en su mente.

Recuerden siempre, aunque no la vean la Entropía siempre está.

  ¨rubenardosain.wordpress.com¨

Un comentario en “Yo te doy, vos me das

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s