Sobre el pago de impuestos y sus demonios

HUMOR 10
Los impuestos son una maldición bíblica no documentada y además los estados modernos llevaron al límite el tormento.

Cuanto más humano era el método antiguo, venían los recaudadores y unos cuantos soldados a tu propiedad y te convencían de entregar lo que te pedían.

No tenías necesidad de pensar ni hacer trámites ni contratar contadores. El Estado se encargaba de todo.

¿Pero que sucede hoy y en día?

No me voy a referir a la empresas, lo de ellos puede ser distinto, me voy a referir a los ciudadanos de a pie, a los simplones y perejiles como uno.

Imaginen que las empresas de servicios hicieran lo siguiente:
Que verifiques tus consumos y que calculés lo que debés pagar.

Tomando en cuenta el costo producto, más la ganancia de la empresa, más tu zonificación, más el recargo por tus diferencias de consumo con fechas anteriores, más los impuestos municipales, provinciales y nacionales, más los cargos proporcionales por el alumbrado público, la variación del u$s y las tasas de interés y otras cosas que se le puedan ocurrir.

Si no lo hacés o lo hacés mal serías sancionado con multas o directamente con el corte del servicio.

Sin duda te sentirías abrumado por la carga.

Al menos las prestadoras de los servicios públicos tienen entes reguladores de servicios encargados de controlarlos, precios que deben respetar y contratos que deben cumplir.

Nada de eso tienen los impuestos, te los aplican a como les venga y para los sujetos a esas leyes todo se transforma en una carrera de obstáculos.

Aunque te parezca raro es lo que pasa con el asunto del pago de impuestos.

La agencia recaudadora tiene todos tus datos, tus entradas y tus gastos, tus inversiones y tus ahorros.

Con esos datos puede verificar que las cosas cierren o tengan inconsistencias.

Y lo que debiera hacer es decirte cuanto debés pagar.
Si estas de acuerdo, pagás y listo, si no estás de acuerdo los calculás como hasta ahora y

los presentás a ver que dicen y aguantar sus verdugueadas.

Bueno, como hasta ahora no, porque el Estado con la complicidad del Congreso, te los complica hasta el infinito.

O al menos debiera haber una materia impuestos desde la primaria hasta la universitaria y cursos de verano, para mantenerte con las constantes actualizaciones y cambios varios que se hacen.

Lector 1: Contrate un contador entonces.

Capullo, ese es otro impuesto no legal ni barato.Aparte que de mucho no sirven, porque tampoco tienen mucha idea de cómo hacerlo bien y las sanciones recaen sobre uno si hay errores y los hay muy seguido.

Lector 2: Parece que los recaudadores mucho no saben, por que hay algunos que dejaron de pagar impuestos por más de 700.000.000 de u$s por años y nunca se dieron cuenta.

Capullo, no es que no se hayan dado cuenta, eran cómplices del gobierno kirchnerista.

Es otro rubro de las fechorías kirchneristas.

En general se escuchan muchas quejas sobre el alto nivel de impuestos, pero muchas menos sobre lo engorroso de su cumplimiento.

Los gobiernos y las instituciones del Estado nunca parecen preocupados por estos temas y si lo están lo disimulan.

Siempre hay una manera mejor, parecería que no se cumple con los impuestos.

Creo que seria bueno poner este asunto en manos de ingenieros.

¨rubenardosain.wordpress.com¨

Editar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s