La Natura Medicatrix y el ruso Yuval Harari

natura

La Natura Medicatrix es la reacción y tendencia natural del cuerpo a buscar la curación a una dolencia.

Es una expresión latina, «el poder curativo de la naturaleza».

Si bien es un poder ciego y atropellado muchas veces, si el proceso de curación natural es adecuado, proporcionado y no lesivo, será la mejor opción terapéutica.

Lector 1: Disculpe, ¿qué tiene eso que ver la Natura Medicatrix con el profesor Harari?
Lector 2: ¿Por qué le dice ruso si él es judío y nació en Israel?

yuval-noah-011

Capullos, tiene que ver con el ruso, porque la Natura Medicatrix tira a la basura todas sus desopilantes teorías sobre que solo somos entes manipulados.

Robots biológicos inteligentes, pero imbéciles. No muy diferentes a una hormiga, en cuanto a lo imbécil y manipulada.

Recordemos que las hormigas viven en un estado marxista.

Él, técnicamente es israelí, no profesa la religión judía, tal vez solo las costumbres judías y le digo ruso, porque en estos pagos le decimos así a todos los judíos o a los que se les parecen.

Nada de esto es por ninguna intención peyorativa o discriminatoria, es solo que casi todos los judíos que llegaron a principio del siglo pasado, traían pasaporte ruso.

A mi me decían gallego, mi papi era del norte de España, Cantabria y mi mami eslovena.

Todos los descendientes de inmigrantes teníamos algún mote y resulta que todos descendíamos de inmigrantes, generalmente europeos y mezclados, por lo menos en mi barrio.

Nunca conocí un ghetto.

Nunca vi un negro, salvo en las películas de Tarzán.

Pero no me distraigan que pierdo la ilación.

¿De que hablábamos?, así, del ruso Harari.

Leyendo uno de sus dos libros más famosos, ¨Homo Deus¨, me hizo fastidiar, no tiene límites el ruso.

Lector 1: ¿Entonces, por qué lo leyó?

Capullo, porque a mi hermano se le ocurrió regalarme los dos libros.

El vive en el extranjero, sabe de los temas que me interesan y conociendo de alguna manera a estos best seller mundiales, llegó a la conclusión que los disfrutaría.

Además debe haber gastado sus buenos pesos en comprarlos y enviármelos por Fed Ex.

No podía no leerlos.

No se si alguna vez les conté, los dos nacimos a muy temprana edad y en un hogar muy pobre, si quieren más detalles, en un conventillo de la mágica Bs. As.

Éramos más pobres que las arañas.

Siempre me pregunté como alguien puede ser feliz y sentirse realizado si no nació en Bs. As.

Se que no está bien sentirse superior, pero es lo que siento.

Hoy los dos somos jaileifes, lo logramos por caminos diferentes, aunque los dos somos bribones.

Mi hermano agregaría, bribones pero con códigos. Él hubiera sido un gran político.

Pero con una diferencia, en él no parece quedar nada de su pasado pobre y yo quedé marcado.

La única explicación que se me ocurre es que yo soy el mayor y sufrí todo y a él nunca pareció importarle demasiado nada.

¿Saben que?, bien por él, tal vez por eso lo admiro más.

Lo asumo como un triunfo mío, como que cumplí algo con mi rol de hermano mayor.

Me desbandé un poco, mejor sigo.

Es el tipo de libros que si algunos famosos lo leen y los medios lo muestran, aparecen sofocientos miles de seguidores comprándolos para no ser menos.

Cada año aparecen unos cuantos de estos gurúes con sus verdades reveladas y más que como intelectuales actúan como comerciantes.

Es un trabajo fundamentalmente googleado, por un montón de gente, que la van de investigadores, llenando todo de citas que no aportan nada.

Ni se puede comparar con la calidad y el impacto de, ¨El retorno de los brujos¨, de Pauwels y Bergier, esos si que la tuvieran que yugar.

Money is power, the rest is bullshit.

Esta sabia aseveración que aparece en el frontispicio de la UVC, la Universidad de Villa Caraza, de la cual mi tío Eulogio, el que está en el Borda encadenado a un poste de luz y con el chaleco de fuerza puesto, es el fundador y rector benemérito, es parte de la filosofía de la misma.

En su folleto de instrucciones de ingreso, dice lo siguiente, ¨Si tus cuotas están al día no te preocupes por tus calificaciones¨.

Vayamos al grano.

El ruso considera que somos algo así como robots biológicos y pensándolo bien, puede que ni siquiera crea que seamos biológicos.

Los teóricos de los alienígenas ancestrales, dicen que si.

Acéptenme, por ahora, eso de robots biológicos, él desprecia un tanto a los liberales, bueno, ¿quien no? y usa esta presunción de máquinas programables y manipulables para defenestrarlos.

Y todo por el asunto del libre albedrío, que según él, no existe tal cosa.

Pone varios ejemplos, como el una chica que era media lerda para disparar un arma y con un casco con electrodos conectados en la cabeza se transforma en Harry el sucio.

No se priva de nada el ruso.

Nosotros los socialistas capitalistas, tanto como los liberales, si, damos por sentado que el libre albedrío no solo existe sino que se manifiesta con fuerza.

Claro, eso si los marxistas y lo fascistas te lo permitan, cosa que no suelen hacer cuando toman el Poder.

Lector 1: Todavía no entiendo que tiene que ver la Natura Medicatrix con el ruso.

Capullo, porque la Natura Medicatrix respeta la leyes de la Termodinámica.

Lector 2: Ahora si que me confundió del todo, ¿qué tendrá que ver la Termodinámica con el ruso.

Capullos, es que el ruso no respeta las leyes de la Termodinámica, más bien creo que no sabe ni para que sirve y que papel juega en el libre albedrío.

El ruso, como decirlo, es rarito o diferente, según se mire, según él tiene marido, no, no me equivoqué en el genero.

No lo aclara, pero sin embargo se puede entender que no se considera un enfermo, ni un error de la naturaleza, ni un manipulado.

Que eligió serlo por su libre albedrío, igual que su peor es nada, su maridito, o al menos siguiendo los dictados de sus respectivos sistemas endocrinos.

Según él, tanto que por una manipulación de nuestros deseos y decisiones, o sean por causa externa o internas, mostraría que no tenemos libre albedrío.

Los demás no lo tienen, él parece que el si, aunque no lo aclara, también puede que considere que al ser guiado por su sistema endocrino, eso lo salva de tener libre albedrío.

La responsabilidad de ser rarito o diferente, no sería de él, sería de Mongo, Aurelio, para más datos.

Según Harari, seriamos como hojas del otoño a merced de los vientos y ni pinchamos ni cortamos, ni con nuestra inteligencia, ni con la metafísica del cerebro, ni por las leyes de la naturaleza.

Lector 1: ¿Y donde entra aquí la Natura Medicatrix?

Capullo, la Natura Medicatrix la maneja la Entropía, es automática.

Cuando el sistema que somos se desequilibra la Entropía, fuerza la búsqueda del equilibrio del sistema a como pueda.

La Entropía representa el reino de la Física y el Azar, el reino de las matemáticas.

El Azar genera, con los elementos disponibles en nuestro cuerpo, por las hormonas o por las radiaciones externas, toda clase de combinaciones y la Entropía las ordena y usa de manera de ayudar al restablecimiento del equilibrio del sistema.

Un tanto a lo bestia algunas veces.

Pero no lo hace por razones humanitarias, no puede evitarlo.

Aquí entra también nuestra inteligencia y conocimientos para proveer al cuerpo de los alimentos más adecuados y la Metafísica generada por la inteligencia, a su pesar, nos da la fortaleza y el deseo de curarnos.

Todo este conjunto provee a nuestras decisiones, a nuestro libre albedrío.

Pero entiéndase, nuestro libre albedrío no es una abstracción. Como un hecho real, es parte del sistema, pertenece a el y juega con el. Da y recibe, es un toma y daca.

Nuestro libre albedrío proviene principalmente de las leyes de la naturaleza, el Azar y la Entropía, que sin duda no manipulan, no está en sus intereses.

Lector 1: Entonces, según Ud, no somos manipulados.

Capullo, yo nunca dije tal cosa.

Es claro que si, buscan manipularnos, ¿o que creen que hacen las mujeres?, ellas lo inventaron.

Esto se fue sofisticando y ahora existen métodos, digámosle ¨científicos¨ para intentarlo, tienen algún éxito, sobre todo a nivel de individuos, pero no tanto en el conjunto.

Frente a estos intentos hay dos formidables enemigos, el Azar y la Entropía.

Súmenle nuestra poderosa inteligencia y nuestra aun más poderosa Metafísica y verán que no la tienen tan fácil.

Los intentos de manipulación y control sobre nosotros pierden fuerza, porque no son esfuerzos centralizados y unificados, sino muy desperdigados y enfrentados entre ellos.

¿Quien es la encargada de mantener estas divisiones? es, ¡¡Nuestra nunca demasiado bien ponderada Metafísica!!

Si hay una manipulación debe venir de ella y no es fácil de controlar.

La que con sus pasiones, las malas y las peores, sus deseos, no siempre aconsejables y los sentimientos, entre malos y espantosos, alimentan y empujan a la inteligencia a lograr cosas, es su combustible.

¿O por qué creerá el ruso que nos hicimos dueños y señores de un planeta?

¿Tal vez manipulados por los alienígenas?

Los teóricos de los alienígenas ancestrales, dicen que si.

Y por qué creerá que además, algunos quieran irse a vivir al inhabitable planeta Marte y suicidarse con cierto glamour.

cervezespaciomarte-b

 

¨rubenardosain.wordpress.com¨

 

 

Un comentario en “La Natura Medicatrix y el ruso Yuval Harari

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s