Pensión privada como complemento de jubilación pública.

subir-la-pension-jubilacion-

Lector 1: Eso ya está inventado y en Argentina fue un afano por las comisiones y gastos.
Lector 2: Y después el Estado kirchnerista le aplicó el golpe de furca final.

El autor, Capullos, es tal cual lo que cuentan, el golpe de furca, expresión del Lunfardo porteño, es una de los ataques más arteros que existen.

Pero lo mío es diferente.

En casi todo el mundo la jubilación pública está en crisis y con clara tendencia de agravarse en los años por venir.

pensiones4

Si bien está propuesta es para Argentina, la considero válida para muchos otros países.

Las mayores expectativas de años de vida promedio, el hecho de que cada vez hay menos aportantes y más jubilados y una medicina salvaje que alarga vidas hasta llevarlas a un estado vegetativo o casi, a un costo enorme, hacen inviable una jubilación de calidad para todos.

Lector 1: ¿Por qué le dice salvaje si mantiene con vida a las personas?
Lector 2: Eso es lo que desean sus seres queridos y la mayoría quiere seguir viviendo a como sea.

buena vista

El autor: Capullos, ese a como sea es lo que agrava aun más el problema.

Cada vez son menos los que quieren seguir pagando ese a como sea.

La solución más razonable sería emitir un bono para los futuros jubilados que cumpla la función de ahorro privado voluntario.

Lector 1: ¿Un bono para futuros jubilados?, ¿qué disparate es ese?
Lector 2: Estamos tapados de bonos,

El autor: Capullos, habrá que emitir un bono solo para los futuros jubilados. No para empresas o bancos, solo ciudadanos.

Un bono linked Centenario libre de impuestos y de cualquier otro cargo, eso sería como una jubilación privada regulada y garantizada por el estado.

Un bono en $ linked al u$s o a una canasta de monedas, u$s, Euro, Yuan.

Un nuevo bono Centenario en $, libre de impuestos, que pagaría anualmente un interés equivalente a la inflación de los EEUU o de la canasta de monedas, más algún plus.

Se iría emitiendo la cantidad necesaria para cubrir la demanda del mercado a través del tiempo. Sería dinero fresco para el Estado proveniente de inversiones del mercado interno.

Siempre habría más compradores de nuevos bonos, que los que el Estado pagaría.

Sería como una jubilación privada sin comisiones ni recargo alguno. Y ya no importaría la relación entre activos y pasivos.

Cada ciudadano ahorraría voluntariamente mes a mes lo que considere necesario o pudiera, para complementar su jubilación pública.

Los padres podrían ayudar y mejorar la calidad del retiro de sus hijos, una forma de dejarles una herencia.

Todos los ciudadanos tendrían su propia pensión de retiro, sin importar si trabaja en blanco o en negro, o es ama de casa, aunque no tenga descuentos jubilatorios públicos.

Cada uno asumiría su responsabilidad sobre su propio futuro y el de su familia, sumado al complemento del Estado.

Esos bonos quedarían depositados en la Caja Nacional de Valores y no se podría comenzar acceder a ellos hasta pasados 30 años de su adquisición o 70 años de vida o como se reglamente.

Se votaría en el congreso para garantizar su seguridad y transformarla en una política de Estado.

Lector 1: Algo malo debe tener, demasiado bueno para ser cierto.

Lector 2: Seguro que este debe ir prendido en algo.

El autor: ¡¡¡Socorro!!!…

¨rubenardosain.wordpress.com¨

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s