Sobre impuestos y sus dramas III

imp

Este post es una actualización de. ¨Sobre impuestos y sus dramas II¨, y viene a cuento por el nuevo y disparatado impuesto a la renta financiera en Argentina.

Lector 1: ¿Por qué disparatado?

Lector 2: Si todos pagamos, ¿porque los rentistas no?

El autor: Capullos, dado el estado económico y financiero argentino, que le debe una vela a cada santo y vive mendigando dinero por el mundo tratando de gambetear defaults, con poco éxito, castigar el ahorro e inversión domestica es un disparate.

Fue un presente griego de un candidato peronista, el camaleón Massa, que el gobierno aceptó a cambió que le aprobaran el presupesto.

Con un terrible agravante, ni siquiera respeta la regla de oro que enunció mi tío Eulogio, el que está encerrado en el Borda encadenado a un poste de luz y con el chaleco de fuerza puesto, ¨Para cobrar, hacésela fácil al que debe pagar¨.

Este artículo en el diario El Cronista Comercial, 30/12/2018 habla por si solo.

CITO: ¨Impuesto a la renta financiera: Un ejemplo práctico que muestra su complejidad¨…

Síntesis: Tal cual manifestamos en el primer párrafo, confirmamos con el ejemplo, la complejidad en la liquidación del gravamen, se excede de toda lógica, fin de la CITA.

No hay deuda que no se pague ni plazo que no se cumpla, ¿pero porqué torturarlo al deudor?

–Maestro–

-Dime, Pequeño saltamontes-

–No termino de comprender el trasfondo del post del Rubén sobre, ¨Los impuestos y sus dramas¨, ¿contiene un mensaje más profundo?–

-Así es Pequeño saltamontes, tan profundo, que se remonta a los evangelios, más precisamente a uno de los llamados evangelios apócrifos, el evangelio según Rubén-

–Maestro, cada vez me confundo más, ¿que tienen que ver los sagrados evangelios?–

-El Rubén nos está diciendo que solo hay una cosa que puede empardar el poder del Dios de los cristianos, eso según lo que dicen creer en ese Dios-

–¿Cuál, Maestro y donde dicen eso?–

-Pequeño saltamontes, es donde Jesús afirma, ¨Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios¨-

dar al Cesar

–Maestro pero que cosa es del Cesar y no de Dios–

-Pequeño saltamontes, se refiere a los impuestos.

Los impuestos son del Cesar y te muestra que ni con el poder de Dios te salvás de pagarlos-.

Será a la corta o a la larga pero los pagarás-

–Maestro, creo que comienzo a entender, los comunes no tienen escape ni defensores, solo les queda pagar–

-Así es, Pequeño Saltamontes, salvo que los ciudadanos salgan a la calle con garrotes y entren a dar y dar, poniendo estaba la gansa.

Lo único que les queda a los comunes es pedir que al menos puedan hacerlo de una manera simple-

–Maestro eso suena lógico, ¿Quién se podría oponer a esto, nadie?–

-No creas, Pequeño saltamontes, son un batallón los que se oponen-

–Maestro, ¿pero quienes serían y por qué, no tiene sentido?–

-Pequeño saltamontes, no volás porque sos pichón.

Los abogados y contadores cómplices, dos alimañas que se alimentan de las desgracias ajenas, complicándoles las vidas, cuidándose ellos y a su grupo corporativo-

–Maestro, ¿entonces ud cree que la cosa tendría solución?–

-Por supuesto, Pequeño saltamontes-

Lector 1: Si tuviera solución ya lo hubieran solucionado.

Lector 2: La pólvora ya fue inventada.

Lector 3: No hay alternativas.

El autor: Capullos, pues si las hay, pero no esperen soluciones de aquellos que crearon el problema para beneficiarse.

El nefasto Impuesto a la RF, al menos debió ser un porcentaje sobre la Compra, Venta, Renta, de activos financieros, retenido por la Caja de Valores que es parte del Mercado de valores.

-Pequeño saltamontes, esto lo podemos asimilara a un problema tecnológico y el Rubén ya marcó el camino para estas cosas en sus post, ¨¿Problemas tecnológicos, llamen a los ingenieros? I y II¨.

Como los ingenieros se formaron en la comprensión de las leyes naturales y la sencilla lógica que emplea la naturaleza para el manejo de los procesos que necesita para evolucionar, son las personas más adecuadas para solucionar este tipo de problemas.

Básicamente, un ingeniero es una persona capacitada para manejar procesos.

Son hacedores y odian las complicaciones, sobre todo las absurdas. En su mundo, las soluciones complicadas funcionan mal o directamente no funcionan.

Averiguá cuantos ingenieros trabajan en la agencia de recaudación de impuestos (AFIP) y cuantos abogados y contadores. Y quienes son los que cortan el bacalao.

Las agencias de impuestos, además están llenas de ñoquis, empleados demás, y de quesos de rallar, que son los que siempre cubren a los ñoquis-.

–Maestro, creo que ahora entendí–

-Pequeño saltamontes, cuando corrés las oscuras cortinas tapando la ventana de las cosas, aparece la luz.

En la oscuridad se mueven los vampiros que chupan sangre.

Algunos son políticos, abogados y contadores-.

Lector 1: Estos dos practican el terrorismo filosófico.

Lector 2: son más dañinos que el monito Kim Jong Un.

¨rubenardosain.wordpress.com¨

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s