Una historia de espías que nunca escribió John Le Carré

espias 4

Sin duda que nadie interpretó la realidad del mundo de los espías mejor que el maestro John Le Carré.

Con su personaje George Smiley, obsesivo jefe del contraespionaje británico, que fue descripto como un espía brillante en un hombre inadecuado.

espias 7

Él nos guió por un mundo que no tiene principio ni fin ; Donde la inteligencia más racional y la metafísica generada por la mente luchan palmo a palmo.

Un mundo donde siempre sos una ficha, cuyo valor depende tan solo del lugar y el momento.

Como pensaba Smiley, con su tristeza a cuestas, una guerra sin vencedores ni vencidos y donde los roles de malos y buenos son intercambiables.

Él tenía la mente de Satán con la conciencia de una virgen.

Lector 1: Otra vez con sus malditas intrigas.

Lector 2: Donde nunca sabemos que es ficción o realidad o donde termina la ficción y empieza la realidad.

Lector 3: Lo que si sabemos, es que es una actividad donde él no podría arrojar la primera piedra.

El autor: Sin duda que es un mundo de ilusionistas. Nunca podremos estar seguros si lo que vemos es lo que es. Nada mejor que leer, ¨El espía que regreso del frio¨.

espias 3

¿Como saber lo siguiente?

¿Trump fue un Topo que La KGB implantó en EEUU, a fines de los años 70?

espias 12

¿Y ahora lo tienen agarrado de los testículos?, por medio del ex Coronel de la KGB, Putin.

espias 13

Sin embargo gracias a los espías y traidores que desparramaron los secretos atómicos y tecnológicos en general, el mundo pudo acabar con las guerras mundiales. Hasta ahora al menos.

Conocemos a todos los espías conocidos, pero no conocemos a los espías desconocidos ni sabemos cuantos son. 

Supongo que nadie será tan ingenuo en creer que todos fueron descubiertos…

espias 14

Tenemos la increíble historia de Kim Philby, miembro de muy alto rango de la inteligencia británica, mano derecha de ¨C¨, el jefe supremo del MI6 (¨Él Circo¨, en la jerga), un espía maestro, un topo de la KGB infiltrado en el MI6, con el cual los ingleses se desayunaron durante más de 40 años y sin saberlo o estar seguros al menos.

espias 15

 

Philby, fue el más importante integrante de lo que se conoce como ¨Los cinco de Cambridge o Círculo de Cambridge¨ ; un grupo británico de espías reclutados para la URSS en la Universidad de Cambridge.

Actuaron desde antes de la segunda guerra hasta bien avanzado el siglo XX.

espias 9

Sus miembros fueron Kim Philby (nombre en clave: «Stanley»), Donald Mcclean («Homer»), Guy Burgess («Hicks») y Anthony Blunt (Johnson») y John Caincross, quien nunca reconoció haber pertenecido a él, pero si lo fue, aunque nadie me lo contó, lo se.

Se infiltraron en la sociedad británica y sus servicios secretos, como «topos», en la jerga de los servicios secretos.

Philby desertó a la Unión Soviética a fines de los años 60 y fue condecorado allí.

espias 11

Un detalle, la mayoría eran homosexuales, Philby incluido, y alcohólicos, aparte de marxistas convencidos.

Sobre estás cosas escribí en este blog, ¨La espía que me amó¨, que forma parte de, ¨La historia de Rubén LG¨.   

la espia que me amó 

Me vino el recuerdo de Philby , casi con nostalgia, me vendió a los rusos, él está muerto, que en paz descanse ; No hay odios en mi y no debió haberlos en él, ambos éramos profesionales, y conocíamos y aceptábamos las reglas de juego.  

Sin duda está faltando la estatua al espía desconocido.

Volvamos a Trump y sus andanzas.

No encuentro otra explicación mejor a la conducta de Trump, por la forma, casi  promiscua, de su relación con Vladimir Putin un ex KGB, que la de ser un Topo.

Nunca sucedió algo así en la historia de ambos países.

Donald hizo varias visitas a la URSS y mantenía contactos con funcionarios, se suponía que por negocios.

Pero era muy adicto a las bellas rusas y las orgías, y no sería raro que lo hubieran reclutado.

espias 18

No es la primera vez que un, después, jefe de estado fuera reclutado ; Algo así pudo pasar con Willi Brandt, canciller alemán entre 1969 y 1974, plena guerra fría. ; Aunque lo de Willi Brandt habría sido más ideológico, como lo de Kim Philby, y lo de Donald Trump habría sido solo por placeres y dinero. 

espias 16

Esta historia no terminó, el final sigue abierto.    

¨rubenardosain.wordpress.com¨

Un comentario en “Una historia de espías que nunca escribió John Le Carré

  1. El hecho de que la mayoría de los agentes fueran homosexuales es algo que ahora nos parece obvio en una sociedad pacata donde tener ese tipo de «secretos» en los que hombres y mujeres reinciden con frecuencia requiere de ejércitos de prostitutas y varones disponibles. No es casual que el mundo g a y haya llegado de la mano de Hoover a las esferas más altas en la sociedad capitalista mundial. ¿Marxistas? Ni siquiera eso. Muy cultos para comprender la dialéctica que el marxismo propone sí que fueron.
    Leí hace unos años sobre un espía doble agente que había tenido cinco matrimonios. Qué peligroso emocionalmente poder saber todo sobre todos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s