Un rebelde con causa, y el viaje por el tiempo

 

la maquina del tiempo 2

Hoy publicaron un post en Cuentos Cuánticos sobre el aniversario de ¨Volver al Futuro¨, y analizando en el, el viaje en el tiempo ; Desde una óptica que consideré no es la más adecuada.

Si bien hoy estaba un poco desganado y sin ganas de escribir, aunque la cabeza me explota de temas sobre los que quisiera escribir algo ; Para intentar sacudirme de ese estado, envié un comentario.

Reconozco que mi estilo no es muy popular en estos blog, cosa que no me afecta mucho, ni mengua mi deseo de conservarlo y hasta profundizarlo, ya que lo disfruto.

Resulta que el responsable del blog en cuestión, uno que cree que la física cuántica es una ciencia con futuro, ni lento ni perezoso, lo consideró inadecuado, o no a la altura de sus expectativas, y le sacó tarjeta roja ; Mi comentario duró lo que un suspiro.

Me quedé con los ojos muy abiertos viendo como se diluía en la nada ; Entiéndanme, era mi bebé.

Puta me dije, entendí que ameritaba la puteada, ¡¡con el esfuerzo que me costó hacerlo!!.

Pero resulta que el responsable de este blog (Yo), lo consideró una pequeña obra de arte.

Lector 1: Su capacidad de evaluación, dista de merecer consideración alguna.
Lector 2: Si, mejor no hubiera aclarado nada, hasta hubiera quedado simpático.

El autor: Debo reconocer que me sentí molesto, es como si me hubieran escupido la sopa.
Que me borren comentarios no es algo inusual en mí, pero hoy me cayó distinto.
Así que decidí subirlo como post, ¿al coso ese no le gustó?, bueno, a mi si.
Aquí va…
Del viaje en el tiempo sabemos algunas cosas ; No se puede viajar al futuro, simplemente porque no existe ; Si existiera es porque habría un destino ya trazado.

Si fuera así, quedémonos en el molde y esperemos a que ocurra, nada podríamos hacer para modificarlo.

Está claro que esto que yo afirmo es una premisa, no necesita demostración.

Y para el viaje al pasado, por lo menos sin salir de esta rama del tiempo,
hay algunas cosas de las que yo no me olvidaría para tratar estos temas ; La flecha del tiempo y la Termodinámica.

Ambas nos marcan límites muy claritos y son muy drásticas en estas cuestiones ; Simplemente no lo permiten ; Vos dirás, de guachas que son, si, tal vez sea ese el motivo.

Pero que se yo, me da cosa olvidarlas, ellas marcaron los bordes del camino y el sentido de marcha, y no dependen de demostraciones matemáticas ; Aunque estas nos ayudan a predecir y confirmar la cuestión.

La experiencia de sofocientos mil millones de años, aporta lo suyo ; Nunca olvidemos que el diablo sabe por diablo, pero más sabe por viejo.

Lo mismo pasa con el Campo Gravitacional, no necesitó de las matemáticas para ordenar el Universo, el nuestro al menos, y separarlo del Caos circundante, y la verdadera física con ayuda de las técnicas matemáticas nos permiten predecir sus acciones y resultados

Y que lo digan los cuánticos, como no pueden meterlo al campo gravitacional en su mundo, quedaron presos del Caos residual y a las putiadas.

Esta maldita situación a la que llegaron, esto según los más lúcidos de ellos, los fue transformando en alquimistas.

En el último congreso de física en que participé, había un solo lugar para los argentinos, debieron elegir entre Maldacena y yo ; ¿Adivinen a quien eligieron?.
De pronto uno de los más reputados físicos cuánticos, en el colmo de la desesperación dada por la impotencia, y viendo las boludeces que presentaban los cuánticos, gritó, ¡¡¡Maldita gravitación, nos arruina la existencia!!!.

Otro participante le dijo, ¡¡Pero profesor!!, Tenemos las matemáticas que explican todo.

El desatado profesor se revolvió iracundo hacia su colega y le vociferó, ¡¡¡Esas matemáticas, metetelas en el ojete, gil!!!.

No se podía contener, ¡¡Cuando camino por la calle, me gastan con los comentarios!! ; ¡¡Che, así que les dieron el Nobel, por esa pelotudez de los neutrinos oscilantes!! ; El año pasado fue por la invención de la linterna ; No aguanto la espera sobre por que otra pelotudez se lo darán el año que viene.

Y el, ya, emérito profesor, continuó vociferando en forma algo descomedida, ante el asombro de el resto de los sabios ; ¡¡En el mercado de apuestas de Londres, la que menos paga es la que pronostica que el año que viene el Nobel de física queda desierto!!

Y continuó, ya totalmente desatado y perdida la línea, ¡¡¡últimamente cuando doy mis clases en Princeton, explicando la instantaneidad en el entrelazamiento de partículas, los estudiantes más avanzados ya me toman para el pitorreo!!!.

Lo peor desde mi punto de vista, mientras observaba la escena, era que ya empezaban a aparecer gestos de aprobación en muchos de los presentes, mientras que varios de ellos se enfrentaron en lo que parecía un mortal kombate.

A Hawking lo habían revoleado con silla y todo, mientras gritaba a través de los parlantes de ese artilugio que usa, ¡¡Mi Nobel por otra silla!!.

Los organizadores viendo el pandemónium generalizado en que se había transformado el congreso, optaron por llamar a la policía y a los bomberos, que terminaron también por tomar partido y se trenzaron en la pelea.

Es que los policías que siempre están investigando cosas a las que nunca les encuentran la vuelta, tomaron partido por los cuánticos y los bomberos que son los que tienen que enfrentar la realidad del fuego, tomaron partido por los físicos relativistas.

Mientras miraba perplejo los hechos acaecidos, opté por pedirme un café, pensando, –Siempre estuve a favor de los científicos combativos, pero no me refería a esto¨.
♣ Rubén Ardosain ♣

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s