Aprendí a vivir conmigo

parejas 14

Llegué a la conclusión que no puedo ni quiero vivir sin mí.

Y pienso seguir así hasta que me piquen el boleto.

Sin embargo se, que como todo en el universo y en la vida, la cosa viene de a pares, es necesario que tenga mi complemento, mi equilibrio.

Esto automáticamente me fuerza a interactuar y aquí aparece como siempre, la filosofía hegeliana, la clásica triada ; el ser- el devenir- la nada.

En este caso sería, yo – la interacción – mi complemento.

Esto me asegura que estoy evolucionando, si es que mi complemento es el complemento adecuado y puedo además dar frutos.

Por ejemplo, si sos esquizofrénico tu complemento no es real, es ese tipo que en las películas te sigue a todos lados y te habla y discute con vos.

Esa clase de interacción no sirve para nada bueno.

Para poder vivir vos con vos, si o si precisás un complemento ; Sos como una moneda y necesitás la otra cara.

No podés vivir solo, eso lleva a la locura, porque te aparece el complemento que te sigue a todos lados, te habla y se sienta atrás cuando estás manejando ; Eso lo aprendí con las películas.

Hay que tener mucho cuidado para elegir complemento, si te equivocás, te trasformarías en una partícula muy inestable.

parejas

Algo de eso pasó y pasa con las parejas que no se complementan ; Me causan gracia esos que dicen que somos iguales o debiéramos serlo ; Lo que debemos es ser complementarios.

Hace años, parejas no complementarias, lograban subsistir gracias a que la sociedad de cada momento, sus costumbres y circunstancias, lograban maniatarlos, pero hoy día esas ligaduras se volvieron muy laxas y su consecuencia es la enorme cantidad de separaciones que hay en todo el mundo.

Y no hay vuelta atrás.

Es un misterio el secreto de la complementación, no parece haber herramientas o reglas para construirla.

Si pensás en el amor, olvidate ; El amor inicial, es pasión, y eso indefectiblemente deriva en cariño, o indiferencia, u odio o patologías equivalentes ; Y no hay forma de preverlo.

Salvo los viejos, pero a esos nadie los escucha.

El tío Eulogio siempre me lo recuerda, –sobrino, el diablo sabe por diablo, pero más sabe por viejo–.

¿Pero que pasa con los que no quieren vivir con ellos mismos?

Aquí incluyo a las parejas que no quieren vivir para ellos mismos.

¿Sus motivos?, Dios sabrá, pero son fácilmente reconocibles ; Tienen muchas amistades, mucha vida social, trabajan muchas horas ; Son enfermos aunque ellos no lo sepan.

Incluso los médicos recomiendan hacer mucha vida social, y para sus adentros deben pensar, ¨y jodete la vida¨, o simplemente por ignorancia, o por venganza.

Supongo que eso está bien para las personan solas, pero si tenés complemento, olvidalo.

Somos gregarios más por necesidad que por naturaleza.

Somos seres individuales, no hay tu tía con eso, en realidad funcionamos mejor como parejas individuales.

Juntarse con otros es comprarse problemas, y si sos vos quien los tiene, se los querés endosar a los otros.

La verdadera lucha es por la libertad y la forma de mejor lograrla es ser autosuficiente en casi todo ; Todo esto dentro de ciertos límites ; Traducido, es ser lo más autosuficientes posible.

Siempre le vamos a dedicar tiempo y esfuerzo a nuestros seres queridos, un círculo no muy amplio de ser posible, y educándolos en la misma filosofía de la búsqueda de la autosuficiencia.

Ser autosuficientes es ser dueños del propio tiempo, casi con esto, englobas todo lo demás.

Dentro del lapso de nuestra vida, debemos esforzarnos en alcanzar la auto suficiencia lo antes posible, el tiempo es el bien más valioso que tenemos.

Fijate que la auto suficiencia a la que me refiero abarca a la pareja, porque uno y la pareja, deben formar una unidad.

Nada de esto que te cuento se opone a lo que se te ocurra hacer, inventar, estudiar, cocinar, deportes, pintar, construir, descubrir, explorar ; Casi lo que sea ; Es tu tiempo.

Lo que no podés, es ser político, tener poder, tener actividades profesionales, trabajar por un salario, tener empresas ; Salvo, durante el tiempo que te lleva a ser autosuficiente ; Después viene el borre y te borrás de todo o casi.

♣ Rubén Ardosain ♣

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s