Sobre la natural belleza de lo artificial

impostores 2maquilladas 2

Ser sin Ser es muy difícil, diría imposible.

Si Sos, Sos

Si no Sos, no Sos.

Este asunto me mantuvo despierto toda la noche.

Parecer Ser es relativamente más simple o por lo menos tiene más probabilidades de lograrse.

No vayamos muy lejos para advertir esto.

¿Que otra cosa son las cirugías ¨embellecedoras¨, o los maquillajes?

Si una mujer dice, ¨me gusta tu naturalidad¨, no le creas, odian la naturalidad ; Son las reinas de la práctica del parecer Ser.

Estás cosas se publicitan abiertamente y con el beneplácito general, festejadas.

No es muy diferente alterarse el físico que alterarse la propia historia, ambas cosas buscan lo mismo.

Por ejemplo la historia del pequeño Nicolás en España, cuando se mezclaba con nobles y funcionarios, sin nobleza por ambas partes.

Aunque el que va ir preso seguramente será solo el pequeño Nicolás ; O tal vez empiece una exitosa carrera política en ¨Podemos¨.

Ambas cosas tienen sus técnicas y su arte.

Así que esto no es de ahora, sino que viene desde los orígenes de la humanidad.

Me animo afirmar que es parte natural de la natural naturaleza humana y fuertemente basada en nuestra preferencia por la belleza de lo artificial que tan naturalmente los humanos tenemos.

La forma de movilidad natural de los humanos es caminar o correr, salvo Tarzán que andaba por los árboles en liana, sin embargo preferimos la bicicleta, el rickshaw, los autos, los aviones, etc ; ¿Quién nos proveyó de esas cosas?, la inteligencia y la necesidad.

De aquí podemos extraer la conclusión que la inteligencia y la necesidad son las madres de nuestra preferencia por lo artificial.

Nada nos parece más bello y deseable que lo naturalmente artificial de parecer Ser.

Si existe algo que nos diferencia de los animales es nuestra debilidad por lo artificial.

Lo que demostraría que la hipocresía, que es un derivado de lo artificial, es una gran virtud desarrollada por la inteligencia.

Nada hay más peligroso, para los demás y para si, que aquel que dice lo que piensa.

Alguien así es considerado un bruto sin refinamiento ni capacidad para vivir en sociedad ; Alguien al que hay que huirle.

Si sos auténtico, sos boleta.

Rubén Ardosain

Anuncios

Un comentario en “Sobre la natural belleza de lo artificial

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s