Thomas Piketty, otro delirante

antisistema 3

Parece que este coso, se está siendo muy famoso porque escribió un libro, ¨El capital en el siglo XXI¨, que se está vendiendo como pan caliente, para lo que es este tipo de literatura.

Es Frances y se destaca como estrella del tercerismo anticapitalista. Uno más y van…

Lo curioso es que lo publicó en Francia y en francés, como vos suponías, y nadie le dio bola ; Se fue a Inglaterra y lo publicó en ingles y se lo sacaban de las manos.

Viene de visita a la Argentina para Enero del 2015.

Argentina es un conocido laboratorio experimental de cuanta basura económica se ha propuesto y aquí aplicado, con los desastres acaecidos y por todo el planeta conocidos, que logró hacer de Argentina un sumidero de cuanta puteada andaba suelta por el mundo.

Son muchos los que descuentan que se va arrepentir de haber venido y termine pidiendo perdón por los daños causados.

Seguramente la Cristina y su gurú el ruso Kicillof, no se privaran de probar de esa fruta envenenada.

Pensarán, total que le hace una mancha más al tigre.

Este artículo lo voy a escribir con la autoridad que me confiere el hecho de no haber leído el mamotreto escrito por este economista.

Y no lo leí para que no me haga enojar y pierda capacidad objetiva de análisis.

Para los tipos simples como yo, ver un animal envuelto en cuero, que da leche y que dice muuuuu ; automáticamente nos hace pensar que es una vaca. 

Piketty tiene algunas similitudes con ese tormento nuestro llamado Kicillof.

Por ejemplo, es un teórico que  jamás administró ni un kiosco, como Kicillof.

Saca conclusiones universales mediante arte demiurgo, sobre las estadísticas hechas en algunos países a través de la historia y la aplican a todos y a todas.

Esto es común a casi todos los economistas, creen que las estadísticas son reales, extrapolables y universables.

Aparte sospecho que piensan que los humanos queremos ser iguales.

Nunca entendieron que los datos con que se manejan y le sirven de soportes a sus insólitas teorías están apoyados en una ciénaga blandengue.

No parecen entender que las desigualdades responden a la naturaleza humana y al azar.

Dicho de manera más académica, ¨Yo soy yo, y mi circunstancia¨

Que el Capitalismo funciona, porque es totalmente humano (no lo inventó nadie), y que las teorías igualitarias no funcionan más allá de cierto punto, porque son esencialmente inhumanas.

A las teorías igualitarias las inventaron los humanos.

El motor del progreso de la sociedad humana es el Capitalismo y el Socialismo es el necesario freno para que no se pase de vueltas y se estrelle.

Si ese poder de freno se aplica sin control, simplemente se para todo y dependiendo como sea el frenazo, podemos salir por el parabrisas.

Un par de sus colegas, le pegan y le pegan justo y bien.

Del libro, ¨Debe y haber del fenómeno Piketty¨, Cito:

«Es llamativa la ausencia de África y América Latina, y el detalle de los paraísos fiscales y de los «emigrados» estilo árabes y rusos en Londres que, a mi juicio, debilitan en la actualidad la información que, como la de Piketty, se asienta en el Impuesto a las Ganancias¨, fin de la cita.

Y de Juan Carlos de Pablo Cito:

«Piketty es totalmente consciente de que su propuesta principal, un impuesto progresivo al capital, aplicado en todos los países, cuya recaudación no debe ser utilizada para financiar los gastos sociales de los Estados sino con propósitos de regulación, es una utopía», fin de la cita.

Sabemos que los impuestos son como un bisturí en manos de un mono operando.

Pueden destruir cualquier desarrollo humano, si no es manejado por manos muy expertas.

Te lo digo en idioma común, ¨Teóricos abstenerse¨.

Estos personajes suelen producir daños enormes y nunca pagan por ello.

Eso si debiera ser corregible, después de colgar de las orejas a uno de ellos, los otros serían mucho más prudentes.

Se excusan diciendo, que a ellos les parecía que iba a andar bien, o que no los aplicaron bien, por presiones políticas.

Como si las presiones políticas sean cosas de marcianos y no un dato más de la ecuación, en las relaciones humanas.

Rubén Ardosain

3 comentarios en “Thomas Piketty, otro delirante

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

  2. Los economistas teóricos son el equivalente economico de los filósofos en el campo de la ideoogía politica.

    Siempre me pregunté por qué si en el derecho penal existe la figura de «autor intelectual», no se la aplica a la economía y la filosofía política. De esa manera unos cuantos opinologos de cafe se llamarían a silencio.

    Innumerables son los casos de ideólogos que no se hacen cargo de las consecuencias de sus creaciones infames, como si entregarlas en manos de monos irracionales no fuera ya un crimen de ética y que por otra parte los usuarios de las mismas siempre son esos monos, no hay «otro publico» posible.

    Me hace acordar a Einstein y su carta por la bomba H. «Yo les dije como se hacía, pero la usaron como quisieron».

    • Hola maestro bribón

      Muy buena la analogía con el asunto del autor intelectual en el derecho penal.

      Definitivamente que correspondería aplicársela a los teóricos de política y economía.

      Te cuento que si a un ingeniero calculista de estructuras se equivoca y al constructor se le viene abajo todo, al calculista lo agarran de las pestañas.

      En cuanto a Einstein, le contestaría, ¨no, si te iban a preguntar a vos¨.

      Rubén

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s