El extraño caso del Doctor Keynes y el señor Kicillof

inflacion

Llegó la hora de la verdad en el futbol, se acabaron las palabras y salga pato a gallareta, mañana hay que volver a la triste, me refiero a la realidad.

Investigué el extraño caso del sabio Dr. Keynes y del peligrosamente veleta señor Kicillof, y me vinieron a la mente los consejos del tío Eulogio:

Rubén, si podés mantener la cabeza en su sitio cuando los que te rodean la han perdido y te culpan a vos de provocar inflación.

Si podés bancarte ver tus verdades retorcidas por los pícaros para engañar a los necios.

Si podés seguir creyendo en ti mismo cuando todos dudan de ti por comprar bonos.

Si podés esperar a que con viento a favor te los paguen y no cansarte de la espera.

O si, siendo engañado y tratado como buitre, no respondés con putiadas.

Si podés soportar las mentiras del gobierno y no reventar de la bronca.

O ver cómo se destruye todo tu ahorro y todo aquello por lo que has yugado en la vida.

Y remangarte para reconstruirlo una y otra vez, aun sin las buenas herramientas importadas, sabiendo que es absolutamente inútil.

Si puedes forzar tu corazón, y tus nervios para no suicidarte ya que ni  el tiro del final te va a salir.

Cuando ya no te queda nada más que la voluntad de decirles: “¡Resistiré!”.

Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud. Si puedes caminar junto a los kirchneristas, y no perder el buen sentido y la honradez.

Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella. Y lo que es más: ¡serás un argentino!

♣ Rubén Ardosain ♣

Anuncios

3 comentarios en “El extraño caso del Doctor Keynes y el señor Kicillof

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

  2. Mi pícaro comentarista, te olvidaste de Poe.

    Y si, mientras los ilusionistas te distraen con una mano, con la otra hacen cosas que después te sorprenden.

    Rubén

  3. Jajajaj, buena fusión entre Kipling y la idiosincrasia argentina.

    Yo diría, llegó la hora de la realidad. Se terminó el placebo del mundial. esta semana hay unos cuantos que van a descubrir que mientras estaban distraídos pasaron muchas cosas que afectarán su futuro.

    Yo le apostaría al Pato y unas fichas a Gallareta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s