No me miren a mí

¿Qué es la fama, sino un puñado de malos amigos?.  

–Tío Eulogio– 

–Que pasa sobrino–

–Leí lo siguiente tío–:

Cito: Me gustan las personas amables y sinceras…

Las que te brindan su amistad sin dobleces…

Que son amigos tanto en las buenas, como en las malas…

Las que tienen manos siempre abiertas para asirte si tropiezas…

Brazos abiertos para abrazar…

Desinteresadas y bien intencionadas…

Que son alegres sensatamente…

Respetuosas en el trato y atentas en su vocabulario…

Que si surge un entredicho buscan,  fin de la cita.–

–Jamás conocí a nadie así, puede ser mala suerte mía, ¿y usted tío?–

–Tampoco sobrino, es mas ni siquiera había escuchado semejante cosa–

–Tío, ¿entonces porque a las personas se le da por escribir estas cosas, estas utopías?–

–Sobrino, supongo que es por el hecho de que a tantísimas personas les gusta creer en cosas que no existen y dicen no creer en aquello que ven y viven todos días

Aparte de mostrar un total desconocimientos de si mismos

Pudiera ser también que crean que los demás lleguen a considerar que ellas son así, por ser las que expresan tan extraños gustos

Fijate que ni Jesús, que suele ser tomado como ejemplo de tantas cosas buenas, cumple con semejantes desatinos–

–Tío, creo que si llegara aparecer alguien así, habría que eliminarlo rápidamente, tal vez sea el anticristo–

♣ Rubén Ardosain ♣

 

Anuncios

Un comentario en “No me miren a mí

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s