Varado

Nota del autor:

Advertencia ; Puede perturbar a personas muy sensibles

Es una historia de Ciencia Ficción ; pero en donde no es el cuerpo el protagonista aquí, sino la mente

Podríamos decir que pertenece al grupo de Ciencia Ficción Psicológica

Donde se explora a fondo no solo cada vericueto de la mente, sino también del alma humana.

*

El hombre se dio vuelta y miró la nave que yacía destrozada en el barranco ; se había salvado por milagro pensó

Un meteoro lo golpeo cuando estaba comenzando a orbitar el desconocido planeta, dañando la nave y precipitándola sobre la superficie del mismo

Por lo menos había logrado saber que era del tipo terrestre y por lo tanto tenía similares condiciones para albergar vida

Rubén era un solitario explorador de planetas alejados de las rutas comerciales de la Galaxia ; si bien buscaba yacimientos de minerales que fueran fácilmente extraíbles y vendibles a las siempre hambrientas empresas terrícolas, lo que mas le atraía era el poder descubrir y explorar planetas jamás visitados por los humanos

Una tarea sin fin, dado que los planetas en la Galaxia se contaban por miles de millones ; aunque pocos terminaban siendo pasibles de explotación

Mientras se alejaba de la destruida nave, pensaba que era poco menos que imposible que alguien viniera a rescatarlo

Por lo poco que había visto, problemas de alimentos y bebidas no iba a tener, el planeta era un verdadero Edén ; pero él iba a extrañar la compañía humana ; que aunque no muy seguido, necesitaba

En realidad lo que más extrañaba era la compañía de mujeres.

Pasaron los meses y Rubén seguía explorando el planeta, que como fue descubriendo, era una verdadera maravilla ; la naturaleza lo proveía de todo lo que necesitaba, con solo estirar los brazos

Pero la ausencia de una mujer a su lado lo ponía cada vez peor

Decidió que ya era tiempo de acabar con ese sufrimiento ; se iba a capar….

Extrajo su pistola de rayos de la funda y ajustando la potencia para daño mínimo, se disparó en los genitales ; previamente se anestesió la zona

Por experiencia, sabía que el dolor solo duraría unos minutos

Se echó a descansar hasta el día siguiente, cuando volvería a reanudar su camino ya libre del flagelo del deseo

Un buen día, cierto tiempo después, escuchó voces a lo lejos ; parecían humanas ; rápidamente siguió avanzando y tras un recodo del camino, vio una nave semi destrozada ; la cual tenía un leyenda pintada en su costado, que decía ¨Prostíbulo itinerante, 100 caras bonitas 100¨

Junto a la nave, había varios como tendederos, sobre los cuales se veían una gran cantidad de bombachas y corpiños secándose al sol

En eso, una chica apareció por detrás de él, gritando ;¡¡¡Chicas, Chicas, por fin un hombre!!!….

♣ Rubén Ardosain ♣

Anuncios

3 comentarios en “Varado

  1. Casi me muero de la risa!! Es muy divertido usted. Me queda una duda, por experiencia sabía que el dolor solo iba a durar unos minutos ?! Genial, me divierto mucho leyendo. Por hoy dejo porque ya mandé como cuatro comentarios y a lo mejor se asusta… =). Saludos.

    • Abril
      No me asustás, solo me das satisfacciones.

      Aunque no lo creas, no soy muy popular aquí.

      No necesito que me soben el lomo, ni que me halaguen, aunque tampoco me quejo.

      Soy increíblemente simple y nunca me la creí.

      Cariños y ya me animo, besotes también.

      Rubén Ardosain

  2. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s