Sobre la revolución Francesa

 

Durante la llamada Revolución francesa, no solo rodaron cabezas, rodó también el sentido común.

Rodaron algunas cabezas de culpables y miles de inocentes

Son pocas cosas que legaron y aprendí, mas inhumanas que aquello de Libertad – Fraternidad – Igualdad.

Lo primero que me salta a la vista es la incompatibilidad de esas afirmaciones.

Libertad e igualdad, son totalmente contrapuestas.

No somos iguales ; ni ahí.

Si puedo ejercer mi libertad, de seguro marcaré que no soy igual, ni ante la ley siquiera.

Y si algo es incompatible con los humanos es la fraternidad a escala colectiva.

Creo entender porque nos inculcan desde chicos esos conceptos, la sociedad se esfuerza por parar la tendencia natural de los humanos a destruirse mutuamente, con un entusiasmo contagioso.

No critico ese esfuerzo, pero los adultos no debemos dejarnos engañar con eso.

Es para los niños, pero a nosotros nos enferma, porque debemos luchar con nuestras tendencias naturales y encima simular que creemos en esas tonterías.

Hace no tantos años, los grupos de poder ; las elites ; no se preocupaban mucho por el resto de la población, pero los avances tecnológicos y el acceso mas fácil a la educación y la comunicación, posibilitaron que cada vez sea más difícil ignorarnos a los comunes.

Quiero aclarar que cuando cualquiera de nosotros, los comunes, llegamos a penetrar la siguiente clase, automáticamente somos parte de ellos y peores aun, de ahí el viejo dicho, ¨Nunca sirvas a quien sirvió¨.

Si la tecnología nos sirvió a los comunes para adquirir poder, la tecnología puede quitárnoslo.

Cuando las elites dispongan de las tecnologías que los aíslen de nosotros y a su vez puedan controlarnos, fuimos.

Si alguien cree que esto que cuento es una utopia ; mejor que se preocupe, es muy real.

Si alguien cree que la democracia, tal cual nos la enseñan ahora, es eterna, sueñan.

Hay cada vez mas democracia, pero menos república que es la que fija los límites al abuso.

A las elites les digo, cada acción genera una reacción y ese es uno de los motores de la humanidad.

Que no se les haga el campo orégano ; indefectiblemente el péndulo oscilará hacia el otro cuadrante.

Es la dinámica humana.

Si te toca estar en el ciclo ganador para vos, disfrútalo.

Si te toca estar en el ciclo negativo para vos, hay métodos para que en forma individual; puedas pasar al cuadrante positivo, solo basta tener estomago.

Aquí el asunto es entender cual es el devenir de las cosas y montarte en la ola positiva para vos.

O podes vivir lamentándote y escribir poesía.

Como dice el tío Eulogio, que mas da… , ¨Total la guadaña nos va hacer sonar…..¨

♣ Rubén Ardosain ♣

Un comentario en “Sobre la revolución Francesa

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s