Sobre el Limbo

Un amable lector hizo una serie de preguntas sobre el cielo y su problemática

Le recuerdo a él y a otros que antes de encontrarse con los problemas del cielo, muchos deberán pasar por el Limbo.

Parece ser que el Limbo es un lugar no lugar ; porque no está en ningún lado

Pero eso no quita que siempre se hable de el como un lugar donde irían a parar los que la iglesia no sabe donde meterlos

Por ejemplo, ¿si hubiera un gay bueno?, ¿que carajo puede hacer la iglesia con una cosa así?

El Limbo, sería como el cuarto de cachivaches, cosas que no te atrevés a tirar, pero tampoco los querés dentro de la casa

Todo esto también tiene que ver con el pecado original, que la historia demostró que de original no tenía nada ;

¿Qué pasa con los no bautizados, pero que los mismos no tuvieron oportunidad de bautizarse?, los pobres cargan con el pecado original, pero son inocentes

Es lo mismo para los que no votamos a la Cristina y debemos cargar con ella

Todos estos casos van derechito al Limbo ; Dios no sabe que hacer con nosotros

Así que, los gay buenos, lesbianas buenas, no bautizados pero no responsables de esa falta y los que no votamos a la Cristina vamos derechito al Limbo

Hay muchos temas muy complicados con este asunto

Cuándo se muera el padre Grassi o algún que otro obispo pedófilo y quieran enviarlos al infierno ; los tipos pueden argumentar que ellos están bautizados montones de veces y que además en el pecado original, el asunto era entre un hombre y una mujer ; y que ellos nunca tocaron a una mujer, solo niños y que los mandamientos dicen que ¨No desearás la mujer del prójimo ; y ellos solo desearon los niños del prójimo

Lo que la ley no prohíbe, es legal practicarlo

Esos casos van derechito al Limbo, porque ni Mandrake resuelve esto

Esta polémica se desató en una reunión de Cardenales y terminó, cuando el chef del Papá anunció ;

El asado está a punto ; recuerden sus eminencias que el vino es a elección ; bon appetit

Y como del Limbo no parece que haya forma de salir, así que si te he visto no me acuerdo, chau picho, a otra cosa doña Rosa.

Te aclaro que el Sr Diablo no los quiere tampoco, porque son casos muy problemáticos

Rubén (LG)

Anuncios

Un comentario en “Sobre el Limbo

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s