Sobre el rascado de espalda

Es tal vez la mas maravillosa forma de demostrar amor, que tiene una mujer para con su hombre

Ahí es donde mueren las palabras, que se las lleva el viento y las promesas huecas

Cuando una mujer le rasca la espalda a un hombre y lo hace espontáneamente y por largo tiempo, no tengo la menor duda que es porque lo considera su hombre y su amor

Y si eso perdura en el tiempo ; el hombre debe saber que esa mujer será suya para siempre y será suya porque ella así lo quiere.

Veamos un poco el tema de la picazón de espalda (no me refiero a picazones patológicas provocadas por alguna enfermedad o por los malditos y jamás vistos bichos colorados)

El motivo que te pique en algún punto en particular y probablemente fuera del alcance de tus manos, es porque el cuerpo quiere llamarle la atención al cerebro ; indicándole que en esa zona se está produciendo un centro de presión energética ; una sobrecarga ; que está relacionada con algún órgano interno y que necesita ser descargada ; eso lo hace el rascado

La picazón puede estar superficial y otras veces parece hallarse mas profunda ; de ahí la necesidad unas veces de un rascado suave y otras veces se necesita clavar las uñas

En realidad siempre que te pica en un punto bien circunscripto, es porque ese punto es uno de los llamados  puntos chinos de acupuntura.

Pero no es necesario que exista un punto de picazón en especial para que de placer el rascado ; las terminales sensoras que hay en la piel, tienen la capacidad de llevarnos al cerebro exquisitas sensaciones, si una mano experta y cariñosa las trata adecuadamente

Que puede ser suavecito con la yema de los dedos, o ligeramente mas agresivo con una uña, o mas penetrante aun con varias al mismo tiempo

Puede ser localizado el rascado en una cierta zona o muy abarcativo y puede ser de movimiento continuo, de vaivén o dibujando figuras imaginarias

También puede ir de una zona a la zona contigua o saltar de una parte a otra

La aplicación de mas o menos presión, la velocidad, el ritmo, y yema de los dedos o uñas, dependerá de la mujer y su capacidad de darse cuenta por las reacciones del hombre, que cosa es la mas adecuada en cada momento

Estas capacidades son innatas en algunas mujeres, a veces y otras es por la educación y entrenamiento que el hombre le fue dando y ella quiso adquirir

Lo hacemos por medio de pequeños movimientos de la espalda y ronroneos de placer, indicando lo más o menos placentero de la situación

Rascadas de mas de una hora se alcanzan con el tiempo, porque la mujer debe ser muy ducha para no irritar la espalda o volverla insensible como si fuera de cuero

A veces la cosa es tan placentera, y promueve tal sosiego, que el sueño viene rápido

Yo personalmente jamás aguanté, rascándole la espalda a una mujer, más que un par de minutos ; es muy cansador para las manos y los brazos

Que una mujer pueda hacerlo por tanto tiempo y espontáneamente, habla a las claras de su amor por ese hombre

Además suelen ejercer por momentos, presión sobre algún punto de la columna o masajear un músculo que baja del cuello ; dejando descansar la piel de la espalda y a su vez dando otro tipo de placer ; para seguir manteniendo el disfrute del momento de las caricias y encuentro con su hombre

Mientras el rascado o las caricias se circunscriban a la espalda, la cosa queda ahí ; pero si las caricias van a las piernas o al pecho ; la cosa trae cola, está buscando algo mas que dormirte, y lo hace de manera tal, que tus sentidos se van despertando de a poco y que solito te vayas dando cuenta como viene la mano, y que está esperando

En fin, nada une mas a una pareja que el rascado espontáneo de espalda, hay que querer a alguien realmente para hacerlo, sin tener la obligación de hacerlo y pudiéndose hacer la distraída

Resumiendo :

Si vos No tenés una mujer (por lo menos), que te rasque la espalda en la forma descripta, realmente No tenés mujer que te quiera, aunque duermas con ella, no es tuya

Mujer si vos no le dedicás tu tiempo y le rascás la espalda a un hombre como te conté, estás sola aunque duermas con uno ; y ya sería tiempo de que busqués y encuentres tu amor ; la vida pasa rápido.

*

–Tío Eulogio–

–¿Qué pasa sobrino?–

Este último tiempo estuve recibiendo buenas rascadas de espalda, tanto que ya las tengo peleando el podio entre los mayores placeres de la vida

¿le suena raro?–

–De ninguna manera sobrino

La buena rascada de espalda, aparte de aumentarte las endorfinas con el correspondiente aumento de la sensación de bienestar, tiene otra gran virtud poco conocida y comprendida

Me refiero a lo siguiente : Así como los ojos siguen el movimiento de un objeto, la mente sigue el movimiento de los dedos que te están rascando ; con esto se logra algo increíble, la mente no puede pensar en ninguna otra cosa

Los problemas, las ambiciones, los proyectos, desaparecen, solo queda lugar para la sensación de placer–

–Tío, es verdad, no puedo dejar de seguir con mi mente esos movimientos de los dedos, deseando que cada nuevo movimiento sea hacia donde esta faltando el toque de las uñas, toque suave para hacerme disfrutar sin saciarme del todo

Creo que si todas las mujeres comprendieran esto, muchas parejas no se separarían jamás–

–¿Sabés cual es el problema, sobrino?, que tal vez sea la mujer la que no quiere salvar la pareja

Hay una ley que dice :¨Mujer que no rasca la espalda, no quiere al hombre que la acompaña–

Si continúa con el, es porque le da pena, porque no sabe como sacárselo de encima o por algún miedo o conveniencia determinada

Pero ninguna de estas cosas son lo suficientemente fuertes, como para que quiera rascarle la espalda

Puede aceptar tener algo de sexo, ya que el sexo nada demuestra en la mente de una mujer ; pero rascar la espalda es otra cosa y significa mucho en los primates–

–Tío, parece que uno muestra la hilacha tanto por acción como por omisión–

–Así es sobrino, en la vida cotidiana es imposible ocultar los sentimientos a una mirada atenta–

♣ Rubén Ardosaain ♣

19 comentarios en “Sobre el rascado de espalda

  1. Hola Rubén, gracias por este artículo, me ha encantado .
    Yo tuve esa conexión con mi exmarido y lo pasamos muy bien porque de la rascada , a veces pasamos a más, pero aún así nuestro matrimonio se acabó y todavía no he encontrado a nadie que sea digno de que le rasque la espalda, ya sabes a que me refiero.
    Sigue escribiendo, tienes sensibilidad y lo haces muy bien.

  2. Hola Rubén, me encantó y sorprendió tu profundo conocimiento de este tema. Es tan personal y a la vez tan necesario… a mi me salió natural cuando encontré a mi hombre y lo rasco porque entiendo el gran placer que le doy, va más allá de un tema sexual, sino de un verdadera intimidad en donde nutro su ser con este rascado-caricia que toca su alma. Es una gran experiencia que me ha hecho muy feliz porque de forma recíproca él me la brinda también. Responde por favor ¿no crees que este mundo seria mejor si todos practicáramos más el rascado-caricia en nuestras vidas?

    • Capullo, es tal cual decís, básicamente somos primates y es la forma en que los primates se demuestran cariño y empatía.

      Es muy importante para nuestra relajación y estabilidad emocional.

      Mientras te rascan no podés pensar en nada, solo disfrutás.

      Realmente es muy agradable.

      Cariños

      Rubén

    • Hola
      Probablemente signifique que tal vez vos seas su novio, pero no su ¨hombre¨.
      Sin embargo si ella es una adolescente o casi, no importa mucho eso, ya que ella aun no es una mujer.
      Rubén

  3. Respeto las opiniones, pero yo le rasque la espalda a mi marido un par de veces y nunca me gusto, ni tampoco que me lo hagan. Es de mal gusto, le voy a comprar un cepillito alargado x que le pica seguido.No es verdad que si no rasco estoy sola y no amo a mi marido, cocino, lavo, plancho, pinto, limpio, hago costura, dibujo, hago manualidades para mis hijas, cuando me sale trabajo, hago plata y la pongo en la casa, he curado alguna herida a mi marido, me levanto todos los dias temprano a llevar a mis hijas a la escuela y yo pregunto ? Con todas las tareas importantes que hago, con gusto, porque no tengo derecho a que no me guste rascar la espalda de mi marido.

    • Hola Marce
      Esto no es una ciencia exacta, no hay forma de afirmar que en el 100% de los casos se cumple.

      Son cosas que tienen que ver con el reino de la Metafísica, uno de los tres reinos creados por nuestro cerebro, no pertenece al reino de las Matemáticas ni al reino de la Física.

      Los humanos vivimos inmersos en los tres reinos y con los tres evolucionamos. Escribí al respecto ¨Los tres reinos¨ I y II.

      Pero se cumple mucho lo expuesto sobre el rascado de espalda, En general los hombres sentimos mucho placer cuando una mujer nos rasca la espalda, más aun cuando es nuestra esposa o pareja la que lo hace.

      La sensación que nos da, es que esa mujer nos pertenece. Este es un sentimiento raro, difícil de transmitir pero muy importante para nosotros.

      No se si está bien o no, pero está en nuestra naturaleza.

      Me da que sentiste como algo de culpa por no hacerlo, porque tal vez en el fondo, nunca estuviste segura que fuera tu hombre.

      Tranqui Marce, sea por el motivo que sea, no creo que lo puedas cambiar a esta altura del partido, y tu sobre ocupada vida debe continuar.

      Rubén

  4. siiiii..!!!! en este preciso instante mi gran amor esta abocada a saciar mi mas profundo deseo a travez de sus uñas zurcando mi espalda… PLACER ABSOLUTO..!!!
    CLAUDIO-

  5. Y al revés no?? O solo deben rascar las mujeres? Aplicable a ambos sexos por supuesto. No seamos machistas!!!! Un saludo. Me ha encantado!!

  6. Reblogueó esto en La cama eróticay comentado:
    Dicho así suena muy machista por eso yo lo aplicaría igual a ambos sexos. Mi lectura es la misma para hombres que para mujeres. Pero la teoría me ha encantado.

    • Hola Abril. existen y son más de una.
      Puedo dar fe de ello.
      En lo suyo son mejores que las tigresas blancas, dan más satisfacciones.
      Las tigresas blancas viven para ellas ; Todo lo contrario que estas supremas compañeras.
      Cariños
      Rubén Ardosain

  7. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s