Charlando con el tío Eulogio II

–Tío Eulogio–

–Que pasa sobrino–

–Tío, una duda cruel me aqueja y es más fuerte que la cadena que lo ata a esta prisión

No es que me amargue la tristeza de mi duda, ni me deje tirado como perro arrumbado en un rincón

Tío, quiero, que me diga con franqueza, si es solo que mi cabeza
me hizo comer este garrón–

–Me intrigás sobrino–

–Tío, el asunto es que se me ocurrió, vaya uno a saber porqué, preguntarme si soy Cóncavo o Convexo

Entendámonos que es solo una parábola lo de Cóncavo o Convexo

Ambas cosas son caras de la misma moneda, no se puede ser lo uno sin lo otro

Pero a pesar de eso, no puedo ser las dos cosas al mismo tiempo

Entonces me surgió la duda existencial por saber de que lado estoy de la curva o de la superficie–

–Ahora entiendo sobrino, el asunto es que eso no depende de vos–

–¿Cómo que no depende de mi tío?

–Así es sobrino, depende de la mirada escrutadora de los otros

Lo que supone que sos las dos cosas al mismo tiempo, porque depende del observador y no de lo observado

–Deme un ejemplo tío–

–Imaginate que sos un paraguas abierto moviéndote por la calle, los que te miran desde un balcón, dirán que sos convexo y los que están debajo de vos, dirán que sos cóncavo

Somos varias cosas al mismo tiempo, somos lo que somos, lo que nos creemos que somos y somos lo que los demás piensan que somos

Con el agravante que los demás no suelen coincidir entre ellos, porque te miran y juzgan según sus circunstancias

Y para peor a veces las personas cambian de opinión sobre ellos mismos y los demás–

–¿Tío, entonces mi pregunta no tiene una respuesta univoca?–

–Así es sobrino–

–¿Pero entonces debo vivir con la eterna duda?–

–No, porque simplemente no le debés dar demasiada bola a los demás y te debiera ser indiferente que te vean como cóncavo o convexo

Y para eso es importante no tener que depender mucho de otros, si es posible, nada

No se puede contentar a todos

–Tío, creo que tiene razón, no tiene sentido la duda y me alegra saberlo–

♣ Rubén Ardosain ♣

Un comentario en “Charlando con el tío Eulogio II

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s