Charlas con el tío Eulogio

Charlando con el tío Eulogio. 

Un cierto día, aprovechando una tarde soleada y esquivando bolsas de basura, tras una típica huelga de recolectores de residuos, el Rubén

decidió ir a visitar a su tío Eulogio al Borda, donde lo tienen encadenado a un  poste de luz-

–Tío Eulogio–

–Que pasa sobrino–

-Creo que las personas tienden a copiar más fácilmente lo incorrecto que lo correcto–

–Lo mismo creo yo sobrino, dar un mal ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única y mejor manera–

–Tío ud sabe que yo soy un defensor de que en la práctica la teoría es otra ; pero a veces no me es fácil discernir si lo que me están diciendo viene de la teoría o de la práctica–

–Sobrino, la teoría es cuando se sabe todo y nada funciona ; La práctica es cuando todo funciona y nadie sabe por qué

Tu confusión viene porque en Argentina hemos combinado la teoría y la práctica: nada funciona… y nadie sabe por qué–

–Tío veo que la vida es complicada y a veces me pregunto si vale la pena seguir tirando del carro–

–Sobrino, la vida es como andar en bicicleta, si querés mantener el equilibrio no podes parar–

–Tío, a veces no estoy seguro si realmente comprendí algo, ¿cómo podría estar seguro que tengo el conocimiento?–

–Sobrino, la forma de saberlo, es que seas capaz de explicárselo a tu abuela y que ella lo entienda

En mi caso lo que mas interfirió con mi aprendizaje fue mi educación–

–Tío, es difícil saber que tan inteligente es uno, a veces, si algo me sale bien me creo un genio y si me sale mal, un idiota–

–Sobrino, todos tenemos algo de genios, pero si fueras un pez y te juzgás por tu habilidad de escalar un árbol, vivirás tu vida entera creyendo que sos muy estúpido–

–Tío, entre los animales de una misma especie, lo que sabe uno es mas o menos lo que saben todos y en general lo que ignora uno lo ignoran todos sus congéneres ; en los humanos la cosa parece diferente–

–Sobrino, la diferencia está en que si bien todos los humanos somos muy ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas–

–Tío, Einstein no creía que Dios jugara a los dados con el universo, sin embargo la realidad parece decir lo contrario–

–Sobrino, Einstein nunca pudo imaginar lo timberos que son los dioses ; y recordá siempre que mejor que almacenar en la memoria, es mejor almacenar en el bolsillo —

♣ Rubén Ardosain ♣

Un comentario en “Charlas con el tío Eulogio

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s