Prólogo de ¨La espada de Dios¨

La siguiente historia me fue narrada por partes y por distintas fuentes, todas ellas confiables según yo lo creo y se transformó en el mayor secreto ocultado al conocimiento público, en los anales de la humanidad

Y por inmejorables razones, sin duda.

Me voy a presentar, mi nombre en Rubén Ardosain y soy escritor, no famoso por cierto, porque si lo fuera no tendría que aclararles nada

Me ocupo de contar hechos y situaciones extrañas, tratando de vendérselas a algún editor o publicación

Créanme, son gente que nunca va a pasar por generosa o altruista, ni nadie sueñe con encontrar un dejo de piedad en ellos.

No me entiendan mal, no busco alienígenas, no creo en ellos, solo historias de personajes humanos, pero que despierten mi curiosidad

Ya hace un buen tiempo que encontré a uno de ellos, creo que un ideal

Tanto es así, que siempre pienso: Es demasiado bueno para ser cierto, sin embargo quedé atrapado con él y sus relatos, de hechos poco menos que increíbles

No es que él me haya buscado y venga a contármelos, simplemente que una vez me crucé con él, casi diría que por casualidad y comenzó mi peregrinar a través de los hechos que marcaron su muy extraña vida

Pero luego de conocer mejor al personaje, nunca más estuve seguro que haya sido de casualidad nuestro encuentro, dado que su mente es inextricable para personas comunes como yo y sus objetivos indescifrables

Es un tocayo mío, Rubén (LG) ; Cuando le pregunté que significaba el LG, me contestó: Le Grand y ahí quedó su explicación.

Lo que voy a narrarles, que lo tiene como protagonista a Rubén (LG) y a su tío Eulogio, no es necesariamente lo más extraño que le he escuchado, aunque si lo mas peligroso para la humanidad, que todas las otras narraciones que conté en otro libro o más que libro historias suyas, ¨La historia de Rubén (LG)¨, que supongo debiera de oficiar como preludio a este libro, para poder entender mejor a este complejo personaje

A veces siento algo de temor de publicar sus historias, porque temo que me encierren a mí, como hicieron con el tío Eulogio.

***

Todo comenzó para mí, una noche destemplada y con una tenue garúa cayendo, en el mes de septiembre del año 2013, mientras caminaba por la Av. Monroe en el porteño barrio de Villa Urquiza

Estaba buscando un lugar donde cenar o al menos tomar un café con una tostada, aunque todo esto, metido en mis pensamientos y algo distraído, cuando supe pasar por el local del ¨Pindal¨, en la esquina de la Av. Triunvirato y decidí que era lo que andaba buscando un lugar luminoso y agradable.

Si bien estaba bastante concurrido, encontré una buena ubicación junto a una ventana

Mientras me acomodaba, noté que alguien me miraba en forma persistente, un hombre de poblada barba negra, cuando lo miré a mi vez, su rostro me resultaba familiar, aunque sin darme cuenta quien podría ser

De pronto escuché que decía, ¡¡Hola Rubén!!, ¿no me reconocés, soy Marcelo?

En ese momento lo reconocí, Marcelo (DS), un amigo que hace años no veía y que en esas épocas no usaba barba

Agregó, vení sentate conmigo que justo voy a cenar, te invito y charlamos

Con gusto acepté su oferta y fui hacía la mesa donde él estaba a punto de comenzar a cenar

Marcelo era escritor como yo, divulgador científico, traductor y otras cosas, un tipo inquieto sin duda y siempre ocupado en hechos extraños

Después de los saludos llamé al mozo y pedí mi cena y un buen vino para festejar el encuentro, aclarando que toda la bebida corría por mi cuenta.

–¿Qué es de tu vida Marcelo?–

–En estos momentos un poco más tranquila, Rubén–

–Dale contame, quiero escuchar un buen relato y vos sos bueno haciéndolos, la noche lloviznosa y fría ayuda, hace tiempo que no se de nada interesante–

–Entonces, fue la providencia quien te trajo, porque a ningún otro me animaría a contárselo y ganas no me faltan de contar este asunto–

Quedé sorprendido por mi suerte, una buena cena con un buen vino, reencuentro con un amigo y una buena historia por delante

Lo que escuché me dejó boquiabierto y si no conociera la seriedad de Marcelo lo hubiera tomado como un delirio

Más sorpresa aun me resultó el hecho que en la historia estaban involucrados, más que involucrados, fueron los grandes protagonistas, Rubén (LG) y su tío Eulogio, dos viejos conocidos míos

La cosa resultó mucho más que extraña, pero conociéndolos al Rubén (LG) y a su tío Eulogio, no debiera haberme sorprendido

Escribí distintas crónicas y narraciones sobre ellos y los misteriosos orígenes del Rubén (LG), relatadas en, ¨Dramas imperiales¨, ¨La leyenda de un eterno¨, ¨La espía que me amó¨, ¨Un invento peligroso¨, ¨Historias de bribones¨, ¨Yo el jurado¨, ¨Historias del tío de Rubén¨, Una historia tonta¨ y otras.

Lo que no sabía era que se conocieran con Marcelo y menos que tuvieran semejante historia en común.

A partir de esa charla mi vida cambió mucho, comencé una investigación y fui recopilando mas hechos y situaciones sobre los mismos sucesos, relatados por otros protagonistas

Pero creo que solo Rubén (LG), conocía la historia en su totalidad y sus alcances inimaginables, pero no es fácil de obtener cosas de él, su perfil siempre fue muy bajo y además es un tanto huraño y solitario y con el tiempo fui comprendiendo sus motivaciones

Aunque si alguien logró algo de él en ese sentido fui yo, generalmente el me contaba como el 50 % de la historia y yo ponía el resto para armar el rompecabezas

Al principio no las creía mucho, pero con el tiempo y muchas pruebas me fueron convenciendo que eran ciertas.

De todas las narraciones fui tomando notas y agregando aclaraciones según iba entendiendo

Las partes que hablan de teorías físicas y las particulares formas de razonar y entender la vida del Rubén, me esforcé especialmente para tratar de transmitirlas con la mayor fidelidad posible, cosa no muy simple

Los vericuetos mentales del Rubén y los temas por él planteados, no son particularmente fáciles de seguir y entender

En otras partes del relato, agregué aclaraciones mías o diálogos imaginarios de los personajes intervinientes, para tratar de mantener la lógica y dinámica de las situaciones y facilitar el seguimiento de los hechos y circunstancias acaecidas

Solo tuve acceso a unos pocos documentos que transcribí textuales

No me quedó ninguna duda que los hechos aquí narrados ocurrieron, como sus múltiples e inimaginables derivaciones y su desenlace

Lo más extraño aun es que pueden seguir ocurriendo, es una batalla sin fin, desatada por la curiosidad infinita de un humano

Los peligros, para no solo la supervivencia de la especie humana, sino para la supervivencia del mismo Universo, se muestran aquí con toda crudeza

Simplemente que palabras como, ¨Peligro o Catástrofe¨, no alcanzan para marcarnos la magnitud de las consecuencias derivadas de los hechos acaecidos en esta historia

Grandes desastres naturales, terrorismo con armas biológicas, guerras nucleares, son solo fuegos de artificios comparados con lo que conocerán a continuación

Simplemente, es el momento cuando los humanos, de alguna manera, nos transformamos en dioses

Más precisamente, cuando un humano decidió cambiar las leyes de la naturaleza.                                                                                                            *

Rubén Ardosain

Anuncios

Un comentario en “Prólogo de ¨La espada de Dios¨

  1. Pingback: Mis números al 4 de enero del 2015 | Ruben Ardosain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s